lunes, 22 de mayo de 2017

Cantabria con niños: parque de Sta. Lucía

¡Buenos días! No me lo puedo creer ni yo, segunda semana al pie del cañón publicando. A ver si dura...

Desde que nació Alejandro, intentamos pasar todo el tiempo que podemos fuera de casa. En primer lugar, porque vivimos en un piso y creemos que los niños necesitan mucha muchísima calle. Y además pensamos que es enriquecedor para él estar en el mundo exterior, especialmente en espacios lo más naturales posibles y también conocer sitios nuevos. Creo que es importante inculcar a los niños, desde pequeñitos, el respeto por el entorno (en el sentido más amplio: personas, animales, plantas, edificios, aceras, calles, parques...) y para eso tenemos que salir.

Así que en cuanto podemos, nos escapamos a algún lugar. El que os traigo hoy en concreto, es un lugar muy especial para mí porque me recuerda a mi abuelo materno, e intento ir todos los años al menos una vez. Y en noviembre llevé allí por primera vez a mi pipiolillo.



No es un parque al uso; de hecho los únicos columpios que tiene son los que veis en la foto. Más bien es una especie de campa con muchísimos árboles, un río y un canal, donde los niños pueden correr, jugar a la pelota, tirar piedras o jugar con las hojas.







Al pipiollillo le encanta tirar piedras, así que como os podéis imaginar viendo las fotos... Estaba en grande y cuando llegó la hora de irse no quería ni mal ni bien.



También hay un puente sobre el canal que es precioso, y desde arriba se pueden tomar fotos muy bonitas.




El parque cuenta con mesas y bancos, aunque he visto que las familias que van allí a comer (en verano es frecuente) llevan mesas y sillas adicionales... No sé si se llenará y será necesario ir equipados por si acaso, porque nosotros nunca hemos ido a pasar el día: únicamente de paseo.

Personalmente mi estación preferida para visitarle es el otoño, cuando ves todas las hojas en el suelo y las oyes crujir al caminar... Creo que los colores del parque en esta estación son espectaculares. Pero os digo que también hemos ido en otras épocas y sigue siendo un lugar fantástico para pasar la mañana o la tarde.


Si queréis llegar al parque, se sitúa en las inmediaciones de Cabezón de la Sal (Cantabria) y desde Santander tendréis que recorrer 46 kilómetros en coche, unos 38 minutos. Tened en cuenta que el parque no tiene aparcamiento propiamente dicho, pero justo enfrente hay una cafetería con uno grande; siempre podéis parar a tomar un café... Cuidado al cruzar la carretera que no hay paso de peatones y es un poco peligrosa ;)



¿Os ha gustado nuestro paseo por el parque de Santa Lucía? ¿Tenéis algún lugar similar cerca de vuestra casa? ¿A los peques que tenéis alrededor les gusta tanto como al mío tirar piedras al río? 

Feliz lunes para todos


1 comentario:

  1. Qué bonito! Una maravilla de parque y de imágenes, muchas gracias por enseñárnoslo y poder disfrutarlo, un beso ;)

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...