lunes, 15 de febrero de 2016

La mejor madre y abuela

Creo que todos tenemos en nuestra vida unas pocas personas imprescindibles, de esas que sabes que si algún día faltan, se llevarán de nosotros un pedacito con ellas. Esas personas que queremos con locura y que absolutamente NECESITAMOS para ser felices. En el blog os he hablado alguna vez de las mías: de mi padre, de #miquerido, de mi hermano, de mi pipiolillo... Pero me faltaba contaros la historia de una persona muy especial en mi vida, mi madre, que además es fiel lectora de mi blog desde su comienzo :)

Mi madre nació hace ya unos cuantos años en un pueblecito de Cádiz, Benamahoma, conocido por estar en la ruta de los pueblos blancos que hay en esa zona. La cuarta de 7 hermanos, emigró con mis abuelos, como tantos otros, a Cantabria cuando tenía apenas 2 añitos en busca de una vida mejor. Aquí creció y con 15 años se enamoró de mi padre, con 19 se casó y cuando tenía 21 años nací yo, y ella se convirtió en mamá por primera vez. Aunque no tuvo una infancia fácil, jamás la he oído quejarse.


Aquí me veis en 2013, durante mi viaje de luna de miel, conociendo el pueblo en el que nació mi madre


Si tuviera que elegir un adjetivo para definir como es, sería ENTREGADA. Siempre dispuesta a ayudarnos a cualquiera de nosotros, anteponiendo nuestras necesidades a las suyas. Siempre paciente escuchándonos, ayudándonos. Jamás he escuchado una queja de sus labios porque tuviera que dejar su trabajo para cuidarnos o porque sus necesidades siempre eran las últimas en cubrirse... Recuerdo que una vez, en unas de esas frases del facebook, leí algo así como "tu madre también quería el último trozo de tarta aunque te le dejara a ti". Cuando lo vi pensé en mi madre, porque eso es lo que ella siempre ha hecho conmigo, con mi hermano, con mi padre, con mi marido y ahora, por supuesto, con su nieto.


Mi madre es de esas personas buenas que hay por el mundo, sin ninguna maldad. Nunca critica, nunca se mete con nadie, siempre intenta evitar los líos. Da todo lo que puede sin esperar nada a cambio.

Siempre prepara nuestra comida preferida por el cumpleaños (¡y vaya cumples más chulos que hacía aunque no fueran pinterest!), se preocupa de nuestros horarios y de lo que necesitamos cada día y es capaz de buscar el zapato de una barbie en el trayecto cole-casa porque sabe que para su hija es importante (¡nunca podré olvidarlo!)

Ella se quedó conmigo la primera noche en el hospital, cuando estaba rota de dolor porque no podía tener a mi hijo conmigo; no creo que pudiera pegar ojo, vigilando la hemorragia tan tremenda que yo tenía...

Ella, siempre paciente, cuidaba al pipiolillo mientras dormía para que yo pudiera descansar un rato.

Ella vino a cuidarnos al pipiolillo y a mí cuando él apenas tenía un mes y yo cogí una de las peores gripes de mi vida (¡en agosto! ¡jamás hubiera pensado que eso era posible...!), y #miquerido tenía que trabajar.

Ella me traía tuppers de comida, limpiaba la casa o planchaba cuando el pipiolillo era muy pequeñito. Sin que yo la dijera que hiciera falta. Y ahora siempre tenemos croquetas en el congelador porque sabe que al pipiolillo y a mí nos encantan.

Ella viene a cuidar al peque cada vez que se pone malo (y son muchas veces)... Se sube en un autobús/tren el tiempo que haga falta para llegar hasta aquí. Así que el pipiolillo la adora y se lanza a sus brazos a darla un abrazo en cuanto la ve; os confieso que alguna vez hasta me he sentido un poco celosa por el vínculo tan bonito que tienen.

Ella siempre está dispuesta a echarme una mano con mis "proyectos"...

Y todo esto y mucho más siempre con una sonrisa.

Mi madre esta semana cumple 52 años.

FELIZ CUMPLEAÑOS, ¡te quiero mamá, eres la mejor!

Y a vosotros que estáis ahí detrás de la pantalla... Feliz lunes  




21 comentarios:

  1. que bonito María! que importante es una madre!!! Un besazo a las dos y feliz cumpleaños para ella!

    ResponderEliminar
  2. ¡Me encanta este post!
    Y me encanta el calificativo que define a tu madre: entregada...
    Mi madre también es así. Y es una suerte contar con una madre así, y para los hijos, una abuela así.
    Enhorabuena a las dos. A ella por ser así, y a ti por saber lo que tienes, valorarlo y hacerle este homenaje.
    ¡Besitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias guapa!!! Si es que las madres valen millones :)

      Eliminar
  3. Que bonito María. Casi diría que ese adjetivo define a todas o casi todas las madres. Y ese ejemplo de amorosa entrega sigue trasmitiéndose de generación en generación y así, el último trozo de tarta, siempre será para mi peque. ;D

    Besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desgraciadamente a todas no, que algún caso conozco de las que no son así ;)

      Pero sin duda creo que muchas mamás son así de entregadas y lo dan todo por nosotros... Valen oro :)

      Eliminar
  4. Qué bonito María!
    Tenéis suerte de teneros la una a la otra :)
    Besos!
    P.D. Voy a decirle a la mía que la quiero!!!

    ResponderEliminar
  5. Una entrada entrañable y llena de cariño, que bonita relación :) un beso!!

    ResponderEliminar
  6. acabo de conocerte y me encanta esta entrada, las madres son estupendas¡ yo espero que mis hijos siempre digan cosas buenas de mi.
    Mi madre estuvo con migo la primera noche de mi primer parto que fue muy complicado y que me desperte de la anestesia ya que fue cesarea pegando gritos asustando a todos los que estaban a mi alrededor incluyendo mi marido que tiene fobia a los hospitales y que paso un dia terrible.
    pasate a conocer nuestro blog que aunque es de cocina seguro que encuentras algo que te guste.
    besos crisylaura.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las madres son estupendas! Me alegro de que os haya gustado el blog :)

      Eliminar
  7. Que bonitoooo!!!
    Aix, es que me sale la lagrimilla de ver esta complicidad que tienes con tu madre.
    La mía también es la mejor (jiji, que tenemos que decir los hijos) pero la tengo un poco lejos, y desde que soy madre, lo llevo fatal. Nunca he hechado de menos a nadie,y por eso,por amor, me fui a vivir lejos de casa. Pensaba que cuando tuviese a mi hijo seguiria igual. Pero los hehco muuuucho de menos. Por suerte cada dos meses podemos ir a visitarlos y siempre nos quedará el telefono, el whatsapp y las fotos :-)
    Me ha encantado este post.

    Feliz semana guapisima!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una pena tenerles lejos, jo! Pero bueno, hay que verlo por el lado positivo, es lo que dices! Ahora con las nuevas tecnologías tenemos la suerte de poder disfrutar de personas que no tenemos cerca.

      Un besote!

      Eliminar
  8. Primero felicidades a tu madre por supuesto!!
    Que tendrán las madres verdad? que tendremos!!! mi madre vive a 300 metros aprox. de mi, y me ha hecho gracia lo de los tuppers....porque en mi caso, en esos 300 metros los tuppers vuelan! no hay día que la comida no haga ese pequeño viaje.

    Un post entrañable y muy bonito, besazos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué suerte tenerla tan cerquita!!! En nuestro caso es más complicado porque ella no tiene coche, y vive en el pueblito bueno (y nosotros en Santander). Aún así siempre encuentra como llegar :)

      Eliminar
  9. Una entrada super emotiva, de esas que te ponen los sentimientos a flor de piel, si, otra vez me has emocionado. Soy de las que opino que las madres son únicas, que tienen algo especial, que su amor no puede compararse al de ningún miembro de la familia o amigo, ellas son así, entregadas ante todo y para todo hacia sus hijos. Disfrútala, eres muy afortunada.
    Muchos besos preciosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aysss, lo sé! Muchas gracias por tus palabras, sé que en tu caso me lo dices muy especialmente. Te mando un abrazo inmenso!

      Eliminar
  10. Qué bonito!!! Las mamás son lo mejor del mundo! Cuando a tu turno eres madre te das cuenta aún más de todo lo que ha hecho por ti. Mi madre vive en Francia pero viene largas temporadas por España a nuestra casa y estoy muy feliz de tenerla con nosotros. Disfruta tu mucho de tu maní! Un besote

    ResponderEliminar
  11. Qué bonito!!! Las mamás son lo mejor del mundo! Cuando a tu turno eres madre te das cuenta aún más de todo lo que ha hecho por ti. Mi madre vive en Francia pero viene largas temporadas por España a nuestra casa y estoy muy feliz de tenerla con nosotros. Disfruta tu mucho de tu maní! Un besote

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...