lunes, 11 de enero de 2016

Doble click: sobre la vida eco-bio

Y después de las fiestas navideñas... Volvemos a la normalidad con una entrada que tenía muchas ganas de compartir;)

Cuando supimos que el pipiolillo estaba en camino, algo en las mentes de su padre y la mía hizo, de repente, click. Fueron clicks diferentes, así que uniendo ese "doble click" nuestra vida ha cambiado bastante.

En primer lugar (aunque no tiene que ver con el título de la entrada os lo quiero contar), ambos de forma unánime decidimos dar un buen ejemplo a nuestro hijo porque pensamos que es la mejor forma de enseñarle a hacer las cosas bien. Eso significó cambiar algunos pequeños (malos) hábitos que teníamos: esperar los semáforos para cruzar, comprar libros electrónicos y programas informáticos en vez de piratear, hablar bien (en este punto seguimos trabajando), entre otras cosas. Además, os cuento los otros clicks:

♥ El click de mi querido: la alimentación es importante

Mi querido, desde que se enteró de que iba a ser papá, empezó a leer y leer sobre alimentación. No es que hasta entonces comiésemos todos los días comida rápida, pero no prestábamos especial atención a la comida ni a su procedencia.

Sin embargo ahora sabemos, por ejemplo, que el azúcar pasa por varios procesos bastante perjudiciales para la salud hasta llegar a las tiendas donde le compramos, así que nos hemos pasado a la panela (el azúcar en bruto, sin refinar). O que la harina de trigo se suele hacer con trigo transgénico, así que ahora compramos harina bio.

Empezamos a comprar leche ecológica y yogures ecológicos, y este verano nos compramos una yogurtera para hacer nosotros mismos los yogures en casa (por cierto que así reducimos también el número de envases de plástico que hay que reciclar).

También hemos hecho mermelada con fruta que nos han dado los abuelos del #pueblitobueno para no tener que comprar este invierno.

Y en general solemos comprar siempre la alternativa bio cuando la tenemos disponible en todos los alimentos.

♥ Mi click: cuidar al planeta para que mi hijo (y mis nietos, bisnietos...) puedan disfrutar de él

En mi casa hemos reciclado desde que tengo memoria; digo "hemos" pero en realidad no es cierto, se ocupaban mis padres y ambos se quejaban de que ni mi hermano ni yo prestábamos atención al asunto... Sin embargo cuando me independicé el reciclaje fue para mí una prioridad (y tengo que decir que en el caso de mi hermano ocurrió lo mismo), así que reciclamos.

Pero cuando supe que el pipiolillo estaba en camino, tuve que hacer algo más. De repente, para mí,era importante no solo reciclar, sino también reutilizar las cosas. Por ejemplo, el tendal de casa tenía varias varillas rotas; mi querido quería comprar otro pero yo me negué en redondo y ahora está arreglado con cuerdas. Intento arreglar todo lo que puedo para alargar al máximo su vida útil y así comprar lo menos posible y generar la menor basura posible.




Además según se nos van terminando los productos de limpieza, los vamos cambiando por otros ecológicos que dañen menos el medio ambiente. 

♥ Además, consecuencia de lo anterior: productos cosméticos libres de parabenes y otras sustancias

A raíz de todo lo anterior nos empezamos a preocupar también por los productos de higiene que utilizábamos. Así que cambiamos de marca de toallitas a unas que contenían menos sustancias tóxicas (las huggies, como os conté aquí), compramos jabones naturales para los baños y también nos hemos hecho con cremas y cosméticos para toda la familia que estén libres de parabenes y lo más naturales posibles.

♥ ¿Se nota en el bolsillo?

Rotundamente , el precio final de nuestra cesta de la compra se ha incrementado considerablemente. No sabría daros datos concretos porque han sido cambios graduales, pero sí que sé que nuestro ahorro mensual se ha visto reducido. Para nosotros, de momento, es un cambio que podemos asumir y que pensamos que vale la pena: preferiríamos quitarnos de otras cosas que de esto, lo vemos importante.

♥ Nuevos retos

Sabemos que podríamos hacer más (por ejemplo utilizando pañales de tela), pero tampoco queremos obsesionarnos con el tema. De todas formas, sí que queremos seguir cambiando nuestra vida poco a poco orientándonos así, la vida eco-bio y dar el mejor de los ejemplos a nuestro hijo. Por lo pronto tenemos varios mini-retos personales:

*Acordarnos de llevar siempre la bolsa para la compra; la mayoría de las veces no lo hacemos y al final tenemos que acabar pidiendo la de plástico.

*Hacer nuestros propios cosméticos y productos de limpieza para el hogar para conseguir que sean lo menos dañinos para el medio ambiente (y para nosotros) y reducir el número de envases utilizados y, por lo tanto, reducir la basura-reciclaje.

¿Habéis probado alguna vez algún producto ecológico? ¿Soléis ser habituales de este tipo de productos? ¿Qué iniciativas lleváis a cabo relacionadas con el medio ambiente y la alimentación?

Feliz lunes y feliz semana 


15 comentarios:

  1. Son muy buenas acciones, yo reciclo desde hace años, he obligado a toda la familia, hasta mis abuelos de 90 años tienen sus 3 cubos de reciclaje, y mi enano de 3 años, llega a la cocina y me pregunta donde va cada cosa, de hecho en el cole o hace, asi que lo entiende perfectamente... lo de los parabenos me trae por la calle de la amargura, la verdad que no me había preocupado hasta ahora, pero es que Carla, parece que va mas desarrollada de lo que deberia por su edad, y ahora tenemos que tener mogollón de cuidado con estas movidas, ya que una de las causas son los productos cosmeticos... A ver si conseguimos concienciarnos todos, y mejoramos el planeta para los futuros... saludines

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que sí, si todos pusiéramos nuestro granito de arena las cosas irían mucho mejor...! Desgraciadamente creo que aún nos queda un largo camino para concienciar a todas las personas.

      Qué cosas lo de los parabenes,verdad? Una marca que creo que está muy bien para niños libre de parabenes (aunque un poco carilla) es welleda. Un besito!

      Eliminar
  2. Yo también hice un cambio de chip con el nacimiento de Peque (no exactamente con su llegada, fue un poco después). La mayoría de la cosmética que uso es natural (o por lo menos, no tan tóxica) y hemos cambiado cosas de la dieta, pero ni mucho menos todas las que yo querría. En fin, poco a poco...
    Muas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que somos muchos los que nos vamos concienciando y haciendo cambios paultinos! Nosotros también vamos poco a poco, no te creas que no... Un besote!

      Eliminar
  3. En casa tuvimos también ese cambio e intentamos consumir de manera sostenible y ecológica. Claro, eso supone una inversión importante (lo hemos coprobado mes a mes) por lo que sólo lo hacemos parcialmente: con los huevos, la carne y pescado, fruta, azúcar y harina.
    Además como la peque tiene dermatitis, usamos productos cosméticos sin parabenos, colorantes, siliconas ni alcohol. Esta cosmética ha mejorado visiblemente la piel de todos. Nos gustaría hacer más, pero no podemos. Debería ser más asequible, es una pena.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo, es TAN caro... Y si lo haces en casa lleva demasiado tiempo. Pero bueno, todo lo que se pueda hacer bienvenido sea! Un besote!

      Eliminar
  4. A mí me costó hacer ese cambio de chip , recién hace 5 años me empecé a preocupar de alimentar a mi familia de forma sana y preocupada de que coman los menos posible comida chatarra , los más grandes les ha costado adecuarse ya que obvio la comida con grasita es más rica .. No es nada fácil ya que cocinar comida chatarra es más fácil

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, además está tan rica...! jaja. Pero bueno, hay que cambiar el chip, lo asumo. Un besote!

      Eliminar
    2. Pues sí, además está tan rica...! jaja. Pero bueno, hay que cambiar el chip, lo asumo. Un besote!

      Eliminar
  5. Hola guapetona, ¡vuelvo por aquí, y estoy muy contenta!, y hecho este preliminar, jeje, te cuento. Yo soy de reciclar, sobre todo reutilizando, reinventando, y tratando de alargar la vida útil de los objetos, igualmente si tengo tiempo trato de hacer yo todo lo posible, así que consumimos poco o nada precocinado, que por otra parte es que no me gusta, no tengo costumbre. Sin embargo..., qué te voy a decir, reconozco que no compro productos bio, tal vez alguno sí, pero porque lo he probado y me gusta, pero sinceramente todavía no hemos invertido en ello, aunque nunca se sabe, claro.
    Enhorabuena por tu responsabilidad, me alegro de volver a leerte
    Besetes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí!!!!! Yo sé que a ti te encanta reciclar, de hecho alucino con las maravillas que veo en tu blog y que consigues reciclando! jejeje.

      Me alegra mucho volver a leerte, un beso!!

      Eliminar
  6. Cuántas cosas buenas trajo el peque a vuestras vidas! Felicidades por ser como sois, por contribuir con vuestro granito de arena.
    Un besico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, en vez de un pan nos trajo muchos propósitos debajo del brazo, jeje.

      Un besote!

      Eliminar
  7. Debemos si, concienciarnos más porque al final la salus es lo que importa y somos lo que comemos, un beso y buena semana ;)

    ResponderEliminar
  8. Pues sí, tienes toda la razón! Un besote!

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...