lunes, 23 de noviembre de 2015

Lisboa, una ciudad con encanto

Si me seguís por instagram, ya sabréis que hace un par de semanas estuve en Lisboa; sabréis también que el pipiolillo se puso malo, y entre eso, deshacer maletas y volver al trabajo, falté a nuestra cita del lunes ¡lo siento!

Tenía que ir a Lisboa por cuestiones de trabajo, y les pedí a mis chicos que me acompañaran; ellos, como buenos caballeros que son, no se pudieron negar... Así que me cogí unos días de vacaciones para disfrutarlos allí con ellos. Aunque habíamos estado de vacaciones en Asturias cuando él tenía apenas dos meses, y también en Galicia visitando a la familia, éstas eran nuestras primeras vacaciones largas los tres juntos en hotel, así que prepararlo todo fue un reto.



Decidimos ir en coche, para poder llevar todo lo necesario sin problema. Y siguiendo las recomendaciones de Carmen (del blog No soy una drama mamá), reservamos un apartahotel en vez de un hotel esta vez. Fue todo un acierto (gracias, Carmen) porque nos permitió poder preparar su comida y, a la vez, tener más espacio para que el pipiolillo pudiera jugar en el hotel; teniendo en cuenta que anochecía pronto y que además yo tenía que trabajar algún día, nos pareció lo más sensato. El apartahotel, por cierto, que estaba fenomenal y muy bien situado, fue el Clarion Suites.

Fuimos en coche, y llegamos por la tarde; ese día decidimos dar un paseo por los alrededores del hotel y buscamos un parque para que el pipiolillo pudiera jugar después de tantas horas en coche. Estuvimos en el Jardim da Estrela, donde hay un parque infantil bastante completo, además de animales varios para que los niños disfruten.


Ese día nos dimos cuenta de que tal y como había leído en esta entrada de No soy una drama mamá, Lisboa no es una ciudad apta para sillitas por sus cuestas y por sus adoquines. Afortunadamente habíamos llevado nuestra mochila de porteo, y el resto de los días dejamos en el hotel la silla de paseo y descubrimos Lisboa con la nuestra manduca. Aprovecho para deciros que la mochila es genial, porque el pipiolillo con sus 16 meses ya pesa lo suyo y no me dolió nada la espalda.

Así que al día siguiente los tres cogimos el metro hasta Restauradores. En cuanto salí del metro, Lisboa me enamoró. No sé si es porque no tenía muchas expectativas en esta visita, pero me pareció una ciudad encantadora llena de contraste y de vida. Anduvimos por la Praça Dom Pedro IV (también conocida como Rossio) y seguimos por la Rua Augusta hasta llegar a la Praça do Comercio. Vimos tranvías y tuctucs, nos asombramos con la locura del tráfico en esta ciudad, y quedamos encantados con el contraste de los edificios majestuosos y otros más modestos.





Desde allí nos perdimos por callejuelas para llegar hasta , la Catedral de la ciudad. No es tan majestuosa como otras catedrales que hay en otras ciudades, pero sí que tiene un encanto especial... Además ahí está la parada del tranvía nº12, que circula por toda la zona, para ver Lisboa de una forma muy típica (a mí me encantó).


Nos bajamos en la Praça da Figueira, y fuimos hasta el elevador de Sta. Justa llegar al Barrio Alto. Desafortunadamente estaba en obras, así que nos tocó subir andando y perdernos en sus calles hasta que llegamos al Mirador de Sao Pedro de Alcantara, donde aprovechamos para disfrutar de unas vistas inmejorables de la ciudad y del Castelo de Sao Jorge, y y también para dar de comer al pipiolillo...





Desde allí bajamos de nuevo Baixa utilizando el tipiquísimo Elevador de la Gloria, y buscamos un lugar para comer. Buscando en TripAdvisor llegamos hasta Maruto Bar&Bistro. Tal y como decían, muy rica la comida (aunque lo veo más para pinchos y aperitivo que para comer) pero padres y madres del mundo... Ni tienen trona, ni tienen cambiador. Un desastre, vaya.

Después de comer volvimos a la Praça da Figueira a coger el tranvía nº28 y subir hasta la parada Largo dos Portas de Sol, desde donde se llega al Castelo de Sao Jorge. Unas vistas preciosas, aunque el castillo en sí no estaba muy cuidado...





Y con la visita al castillo finalizamos el día y llegamos al hotel. Y entonces el pipiolillo empezó a tener algo de fiebre...

Al día siguiente yo tenía cosas que hacer del trabajo y después teníamos previsto visitar el barrio de Belém, y también el Parque de las Naciones. El pipiolillo se despertó sin fiebre pero con un poco de tos, así que decidimos adaptarnos un poco e ir únicamente a Belém. Así que en la Praça da Figueira cogimos el tranvía nº15 y llegamos hasta este barrio. Vimos el Monasterio Mosteiro dos Jerónimos, impresionante, y paseamos por la orilla del mar hasta la Torre de Belém, viendo a nuestro paso el Padrao dos Descobrimientos y el famoso Puente de San Luis...





Comimos en el restaurante O Caseiro típica comida portuguesa y además ¡tenían trona! Y de postre fuimos hasta la Antiga Casa dos Pasteis de Belém, donde comimos unos riquísimos pasteles de Belém. Los probamos en más sitios pero tan ricos como aquí, ¡en ninguna parte! Deliciosos. Aún con todo, no sé si porque el pipiolillo estaba pachuchillo o porque el barrio estaba un poco alejado, fue la visita que menos me gustó de Lisboa.

♥ Curiosidades

Me hizo mucha gracia encontrarme a los típicos limpiabotas en Rossio, y también puestos de asar castañas en todas partes (muchos más que aquí en España).

♥ Lo mejor de Lisboa

Su encanto, sus contrastes y la amabilidad de los portugueses

♥ Lo peor de Lisboa

Los peajes de las autopistas para llegar (es dificilísimo pagar), las cuestas de la ciudad y los carteristas (en el mismo tranvía hacia Belém que cogimos robaron a una turista)

En resumen: nos encantó la ciudad, se nos quedaron cosas por ver y esperamos volver en un futuro.

¿Habéis estado alguna vez en Lisboa? ¿Es uno de los destinos que os gustaría conocer? ¿Alguna recomendación para cuando volvamos?

Feliz lunes para todos y feliz semana 


21 comentarios:

  1. Holaaaa nosotros estuvimos el verano pasado. Era la primera vez para Paula y le gustó tanto como a nosotros. Portugal es precioso nosotros estuvimos en Lisboa pero de allí fuimos a Belén, a Evora, ........,un no parar, pero lo mejor sin duda es lo amables que son.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo! Amabilísimos!!! Nosotros tenemos claro que, algún día, vamos a volver porque se nos quedaron cosas en el tintero ;)

      Un besote!!

      Eliminar
  2. Yo tengo Portugal en mis sitios pendientes. Todo el mundo me ha hablado muy bien pero aún no nos hemos decidido a dar el paso. Lo típico de cuando lo tienes cerca lo vas dejando pendiente.
    Pero me lo apunto para un futuro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, a veces vamos a visitar lugares lejanos... Y nos olvidamos de que cerca también hay algunos preciosos!! Ya me contarás qué tal si al final vais ;)

      Un besote!

      Eliminar
  3. Portugal es uno de mis pendientes!!!!! Intenté ir el año pasado con mi hermano y mi cuñada, pero lo miramos muy hora por hora y nos salía carísimo así que sigue pendiente!!! Me alegra verte tan feliz con tu familia!!!! Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que os encanta!!! Ya me contarás ;)

      Un besote!

      Eliminar
  4. Qué post tan completo, me encanta! Lisboa es una ciudad que tengo pendiente y además le tengo ganas porque todo el que ha estado habla maravillas de allí (: Me ha sorprendido mucho la foto del puente, no sabía que era tan gigantesco!

    Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me ha encantado! Espero que a ti cuando vayas no te defraude ;)

      Un besote guapa!!

      Eliminar
  5. Hola María !! Que bonito viaje y con el bebe y todo !! Que valiente eres !! Yo ahora que todos caminan por su cuenta y hacen sus cosas recién viajo con ellos .. Lindo Lisboa con sus bellos tranvías y sus callecitas encumbradas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jaja, yo es que te confieso que me muero de pena solo de pensar en dejarle en casa! Por eso les pedí que me acompañaran, soy incapaz de separarme de él...

      La verdad es que sí, Lisboa es precioso ;)

      Un besote :)

      Eliminar
  6. Qué bonito Lisboa! Qué ganas me han entrado de volver al leer tu post :-)
    Los viajes en familia son lo mejor que existe... el recuerdo les queda para siempre y además hay que aprovechar mientras son pequeños porque van encantados allá a donde quieres ir.... después, la cosa cambia... Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo contigo! A mí me encanta llevarme al pipiolillo a descubrir el mundo, jiji.

      Un besote guapa!

      Eliminar
  7. Qué bonito todo, yo no he estado nunca. Por cierto, me gusta tu mochila de porteo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es genial! Aunque estamos pensando en comprar una para niños mayores porque me da la sensación de que con 17 meses que tiene empieza a estar incómodo...

      Un besote!

      Eliminar
  8. A nosotros nos encantó Lisboa!!!! lo que pasa que sólo estuvimos un día y vimos mucho menos que lo que visteis vosotros; lo del tranvía con niños sí que creo que hay que hacerlo! Pero bueno, nos resultó agotador porque con tres peques, los mayores en edades en las que se cansan de caminar y con la dificultad de que allí llevar sillita no es práctico..en fin, que iremos cuando sean más mayores!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo en que la ciudad muy práctica para sillitas no es! Muchas gracias por tus recomendaciones porque nos vinieron genial para planificarnos :)

      Un besote!

      Eliminar
  9. Me encanta Lisboa y tengo muchas ganas de acercarnos con la peque. Nosotros siempre que viajamos elegimos apartahotel. Es infinitamente más cómodo para todos, así que me apunto este que nos aconsejas.

    Besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que os guste tanto como a nosotros! Totalmente de acuerdo, yo nunca había estado en apartahotel pero tengo claro que con niños, SIEMPRE apartahotel!

      Un besote :)

      Eliminar
  10. Que bonitas esas fotos que nos muestras, me encantaron. El castillo lástima que no este cuidado, a mi me gustan tanto esas cosas, me gusta pensar que escenas ocurrirían allí en su época de mayor esplendor, jeje. Espero que el peke ya esté de nuevo al 100% con ganas de jugar y correr, jajaja
    Besote!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, ya está recuperado! Pero le ha costado, no te creas...

      Me alegro de que te haya gustado nuestro viaje. La verdad que a mí también me gusta ver las cosas y pensar en cómo fueron primero...

      Un besote :)

      Eliminar
  11. Holaaa, pues es de las pendientes... Tengo muchas ganas de visitarla pero ya se verá cuando se puede. Las fotos son muy chulas, gracias por enseñarlas, es muy bonito!!! Un beso!

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...