lunes, 30 de noviembre de 2015

Navidad diy: Calendario de adviento

Después de ver los fantásticos calendarios de adviento en los blogs que leo habitualmente, tenía muchísimas ganas de enseñaros el nuestro, completamente DIY.

Llevaba meses mirando calendarios de adviento en Internet para coger ideas sin encontrar nada que me gustase realmente. Quería que, si llevaba mucho trabajo, durase varios años; si iba a servir únicamente para esta Navidad, prefería algo rápido de hacer. Pero rápido, bonito y que además se adaptara a nuestro hogar... No veía nada.

Hasta que, de repente, encontré lo que quería. Un árbol de Navidad hecho con fieltro y con 24 bolsillos. Pero era consciente (hay que saber las limitaciones de una, vaya) que con estando ya a principios de noviembre y con el mes que me esperaba... No me iba a dar tiempo a hacerlo. Así que le envié un whatsapp de emergencia a mi madre con la foto y una petición de ayuda.

Y ella, que cada vez que escucha "mamá, tengo un proyecto en mente..." se debe de echar a temblar, una vez más me dijo que me ayudaba encantada. Y mientras yo visitaba Lisboa, ella cosía y cosía la decoración de los bolsillos... Juntas de vuelta lo montamos todo y... ¡vòilá! Nuestro fantástico calendario de adviento estaba hecho (¡gracias mamá, eres la mejor!):


Único 100%. Cada bolsillo lleva un motivo navideño diferente y cosido en hilo el día al que representa.


 


lunes, 23 de noviembre de 2015

Lisboa, una ciudad con encanto

Si me seguís por instagram, ya sabréis que hace un par de semanas estuve en Lisboa; sabréis también que el pipiolillo se puso malo, y entre eso, deshacer maletas y volver al trabajo, falté a nuestra cita del lunes ¡lo siento!

Tenía que ir a Lisboa por cuestiones de trabajo, y les pedí a mis chicos que me acompañaran; ellos, como buenos caballeros que son, no se pudieron negar... Así que me cogí unos días de vacaciones para disfrutarlos allí con ellos. Aunque habíamos estado de vacaciones en Asturias cuando él tenía apenas dos meses, y también en Galicia visitando a la familia, éstas eran nuestras primeras vacaciones largas los tres juntos en hotel, así que prepararlo todo fue un reto.


lunes, 9 de noviembre de 2015

5 descubrimientos de puericultura

¿Alguna vez os ha pasado descubrir una cosa y pensar que no sabes cómo has sido capaz de vivir sin saber que existía? Pues hoy os quiero hablar de mis cinco grandes descubrimientos de puericultura; algunos los conocía, claro, pero no sabía realmente el uso que podía darles...:

♥ La mochila portabebés

Las que son ergonómicas de verdad, no las colgonas. Nosotros tenemos una manduca, os hablé de ella aquí, y también tenemos un cobertor para poder usarla en invierno. Fue un regalo de mi hermano (yo se la había pedido) y puedo deciros con franqueza que en nuestra familia ha sido una de las mejores inversiones.


Aunque está homologada para utilizar desde el nacimiento, nosotros empezamos a usarla cuando el pipiolillo tenía más o menos dos meses. En la actualidad, con 16 meses que tiene el pipiolillo, seguimos usándola.

Es muy sencilla de colocar (yo me la pongo sin ayuda) y aunque yo soy la que más le portea, el papá también ha disfrutado mucho... ¡E incluso el abuelo le ha llevado alguna vez!

lunes, 2 de noviembre de 2015

#corresponsabilidad: la conciliación empieza en casa

Mucho se habla de conciliación con las empresas (acertadamente por supuesto), pero yo creo que en casa también nos queda mucho para llegar a la conciliación. En la mayoría de los casos que conozco (en realidad en todos), aunque en una pareja trabajen los dos fuera de casa, la responsabilidad de la casa recae en la mujer y los hombres ayudan. Por eso hoy voy a hablaros de una parte de #mividanoespinterest, de una faceta bastante personal, de la organización en mi casa. Hace tiempo que quería hacerlo y el otro día leyendo esta entrada en el blog No soy una drama mamá me lo recordó.

Mi querido y yo trabajamos los dos a tiempo completo fuera del hogar, pero en mi casa no conciliábamos (y no hablo únicamente desde que nació el pipiolillo, esto ocurre desde que empezamos a vivir juntos como pareja). A ver, no me malinterpretéis, mi querido ayudaba, pero la responsabilidad de la casa y el niño era mía. Por supuesto yo le decía “Querido, hay que poner la lavadora” ó “Querido, hay que hacer la comida de mañana” ó cualquier otra cuestión relacionada, él lo hacía y sin protestar. Pero él no sabía que había que hacer la comida, no sabía que había que poner la lavadora, no sabía que había que llevar al pipiolillo a la revisión del año. Puede parecer una tontería, pero el resultado de todo ello era que al final yo me cargaba con la mayoría de las cosas del hogar y con todas las responsabilidades.

¿Y sabéis lo más grave de esto? Que me he dado cuenta de que él no era el único culpable de la situación. También yo tenía parte de culpa, que quería que todo saliese bien, estuviera hecho cuando yo quería y como yo quería. Que estaba actuando como la criada de la casa sin que nadie me lo hubiera pedido.

Así que este verano me planté. Me di cuenta de que estaba actuando de forma incoherente y traicionando todo lo que había defendido siempre sobre la igualdad de tareas. Me di cuenta de que le estábamos dando un ejemplo horrible a nuestro hijo. Me di cuenta de que cada vez tenía menos ratos para mí porque me tiempo era consumido enteramente por otros. Y me planté.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...