lunes, 12 de octubre de 2015

Maternidad diy: Botellas sensoriales

Desde que nació el pipiolillo los DIYs relacionados con la maternidad son mis preferidos. Me encanta que explore a su alrededor y no se limite a manipular juguetes comerciales; desde que era pequeño le hemos ofrecido cestas de tesoros, hemos jugado a rasgar papel y en casa más o menos le dejamos explorar a sus anchas. Así que cuando vi las botellas sensoriales, no me puede resistir porque además me parecían muy fáciles de hacer y muy socorridas para los veranos del norte.


Conseguí cuatro botellas de plástico y las rellené. La primera de ellas tenía chinchetas de colores para estimular la vista y también el oído al agitarla; la segunda abalorios en tonos tierra y verde; la tercera es una botella marina hecha con arena de la playa, piedras que recogimos este verano, conchas y otros tesoros; y la última la rellené de abalorios de colores y un poco de agua.


Las sellé con pegamento y en la zona de la etiqueta donde había quedado pegamento, le puse washi tape.


Y así, una lluviosa mañana de agosto que pasábamos en casa él y yo mientras mi querido trabajaba, las saqué. En un primer momento le llamaron muchísimo la atención y le animaron a ponerse en pie cuando las coloqué en el puf del salón (cosa que le venía muy bien practicar)...



Las cogía y las agitaba, y cuando rodaron por el suelo, fue a por ellas.


Estuvo un buen rato entretenido, especialmente agitando las botellas. Puesto que esto (agitar las botellas) fue lo que más le gustó, las botellas que tenían agua (la marina y la de los abalorios de colores) no fueron un acierto: pesaban más y, por lo tanto, le costaba manipularlas; y además no hacían ruido, que era su forma preferida de jugar.

Además cometí otro error... Aunque las botellas ya no tenían agua, las chinchetas se han puesto roñosas y, a día de hoy, la botella de la chinchetas tiene un color muy feo.

Las tengo guardadas fuera de su alcance y de vez en cuando las saco pero no os voy a engañar: no creo que hayan sido un acierto. Cuando las ve no juega con ellas más que 5-10 minutos como muchísimo, y de las de agua directamente pasa.

Así que con mi experiencia, no repetiría este juego. No lleva mucho tiempo pero no le ha gustado mucho... Puede que otros niños disfruten más.

¿Habéis probado alguna vez las botellas sensoriales? ¿Se os ocurre que podría haberlas rellenado de cosas diferentes que le hubieran gustado más? 

Feliz lunes festivo y feliz semana 


11 comentarios:

  1. son una pasada!!!!!!!!! yo también les hice unas y en ellas puse fideos y arroz y en la otra garbanzos y alubias... aún andan por casa y eso que ya tiene 5 años!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también tengo por ahí algún bote relleno de legumbres... Qué socorrido es, jaja

      Eliminar
  2. estan muy guays, faciles de hacer, y les entretiene mucho.... saludines

    ResponderEliminar
  3. La verdad es que sí que son fáciles de hacer y eso anima mucho ;)

    ResponderEliminar
  4. Me gusta la idea! Es algo sencillo de hacer y que les da mucho juego!

    Besos!

    ResponderEliminar
  5. Con los niños las cosas son así....ensayo, error, ensayo, acierto....otra cosa le gustará más!!
    Un besin

    ResponderEliminar
  6. Pues no lo hice con mi primer hijo pero al menos con el que estoy esperando ahora si que lo haré, me parece muy sencillo y bueno, si no le gusta, pues a otra cosa!
    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Ji! Bueno, cinco o diez minutos puede parecer poco pero creo que es peque todavía para aguantar mucho más. Yo lo hacía en botellas más pequeñas (así pesan menos) y ponía algo de arroz coloreado (con colorantes de postres). Así sonaban y eran vistosos. También puedes usar lanas de colores y meter cascabeles de distinto grosor.

    Besotes!

    ResponderEliminar
  8. Ay!! Me encanta la idea!! Me la guardo para más adelante!
    Me encanta eso de... 5 minutos... si te cuento yo lo que dura la mía con los juguetitos que supuestamente le deberían encantar a los 4 meses... No hace caso a nada y se cansa enseguida! :(
    PD: las botitas de Cars... ♥♥♥ qué monas!!
    un besazo

    ResponderEliminar
  9. Qué buena idea esas botellas sensoriales ,cuando mis niños eran bebés tenía todas las neuronas de la creatividad dormidas jaja ,, ahora me encantaría poder hacerles cositas ,,pero ya son grandes snif!,,

    ResponderEliminar
  10. Que fáciles de hacer, y bueno...es encontrar algo que le haga gracias, los niños son así, quiza se cansa antes que con otras cosas porque no puede manipular demasiado, y lo que mas le llama la atención es el sonido, puedes probar con algo que suene, unos cascabeles o campanillas pequeñitas, pero vamos si no le hacen mucha gracia pues mejor pensar en otra cosa.
    Besote!!!!

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...