domingo, 14 de junio de 2015

El mejor regalo

Creo que alguna vez os he contado que tengo un hermano. Él y yo nos llevamos muy poquito tiempo, así que siempre hemos jugado mucho juntos y aún con las típicas discusiones que se tienen, nos lo hemos pasado fenomenal juntos. Ahora, ya adultos, mi hermano se ha convertido en uno de los pilares de mi vida. En esa persona que está siempre ahí, incondicionalmente, dispuesto a ayudar.

Somos muy diferentes en muchas cosas; él es una persona callada que nunca (jamás, en la vida) dice nada en contra de nadie. No le gusta criticar, es algo que detesta y yo siempre admiro mucho esa faceta suya porque me parece algo difícil. Pero para él, es lo más normal, es buena persona. Así, entero, buena gente. Siempre está dispuesto a ayudar, y siempre se preocupa por todos nosotros.

Él fue la primera persona a la que le contamos que el pipiolillo estaba de camino, y se alegro tanto... Cuando empezaron los primeros síntomas de parto, él fue la persona que vino a estar conmigo en casa hasta que mi querido llegó de trabajar (¡recuerdo que estuvimos jugando a la wii!), y fue al primero al que enviamos un mensaje para contarle que estábamos en el hospital. Cuando se acercaba la fecha de parto y me preguntaban qué día quería que el pipiolillo naciera, yo siempre respondía que el día del cumple de mi hermano; pues cosas de la vida, el pipiolillo nació exactamente 6 horas antes de que lo hiciera mi hermano 26 años atrás, en el mismo lugar. Me encanta esa casualidad conexión que tienen y, por supuesto, como os podéis imaginar, es un tío de 10.

Tenemos una relación muy especial, todos los que nos conocen juntos se sorprenden. Mi hermano siempre me hace reír, y cuando estamos juntos no tengo miedo nunca (os confieso que soy muy miedosa) porque sé que él me va a defender incondicionalmente (¡y eso que la mayor soy yo!). Me alegro con sus alegrías, me entristezco con sus penas y sé que a él le pasa lo mismo conmigo. Es difícil de explicar, pero la relación está ahí.

El otro día mi hermano estrenaba piso en Reinosa (Cantabria), así que fuimos todos (mis padres, mi pipiolillo, mi querido y yo) a comer con él para inaugurarlo. Los que me seguís en instagram (sí, creo que por fin le he "cogido el truco" a instagram) ya sabéis que la comida terminó en un paseo familiar delicioso que comenzó en Reinosa, en el Parque de los Obeso. De allí seguimos por la Avenida Quintanal hasta el parque de Nestares... Y al final nos animamos y fuimos caminando hasta Fontibre, donde nace el río Ebro. La verdad es que desde que vi esta entrada en el blog Y, además, mamá, las ganas por ir hasta allí eran considerables. El sitio no me defraudó, todo lo contrario...


lunes, 1 de junio de 2015

diy: mini album para mellizos

Después de unas semanas de ausencia, ¡por fin vuelvo a retomar el blog! Y lo hago con una entrada muy especial, porque os quiero enseñar un álbum que hice con muchísimo cariño para mi mejor amiga...

Ya os conté que estaba esperando mellizos. Lucía y Gael nacieron sanos y preciosos (aunque un poco antes de lo previsto) un 9 de marzo, y llenaron de alegría la vida de sus papás y abuelos. Tuvieron que pasar un tiempo en la incubadora hasta que cogieron peso, y sus padres hacían verdaderos encajes de bolillo para poder pasar con ellos todo el tiempo posible. Por fin, les dieron el alta, y yo tenía claro qué quería regalarles: un álbum con fotos de los pequeños para que tengan siempre un recuerdo de los primeros meses de los mellizos. Sabía que a mi amiga la había gustado mucho mi diario del embarazado (parte I, parte II) y también la idea del project life, así que puse todo mi cariño en este mini...

Fui sacando ratos de donde pude y el resultado no puede gustarme más...


LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...