lunes, 30 de marzo de 2015

La media naranja que cambió mi vida

¿Conocéis esa sensación de mirar a alguien y sentir que no hay nadie más aunque estés rodeado de gente? ¿Y que ese alguien te mire, y sonría, y saber que exactamente estáis pensando lo mismo...? Y entonces una sensación de felicidad recorre todo tu cuerpo relajándote y tu estómago se llena de mariposas... 

Si esto os recuerda a algo, si alguna vez habéis sentido esto, sabéis porqué esta entrada va dedicada a ÉL. A mi compañero de viaje, a mi otra mitad, al amor de mi vida. Porque hace unos días celebramos su primer día del padre; porque hace unos días cumplió 30; porque me apetece...

(Fotografía realizada por Studio13. De fondo, el Palacio de la Magdalena, en Santader)


Ya os conté en su momento cómo nos conocimos y cómo empezó nuestra historia; hoy no quiero hablaros de esto, hoy solo quiero hablaros de él.

No es perfecto, claro, pero es perfecto para mí. Realmente somos muy diferentes, y creo que por eso nos complementamos tan bien.

Me encanta cuando se acerca a mí, y me mira, y me dice que me quiere. Cuando se despide cada mañana con un beso, y cuando nos encontramos al final del día y me da un abrazo infinito.

Me encanta compartir con él mis alegrías, y alegrarle con ellas. Y también me encanta acurrucarme en sus brazos cuando estoy triste mientras me acaricia el pelo...

Me encanta verle dormir. Está relajado, tranquilo, tapado; Muchas veces se queda dormido con una sonrisa en los labios y entonces me acerco y le doy un beso muy suave y le susurro que le quiero, aunque sé que no me oye.

Me encanta verle feliz y hablándome de todas las cosas que le gustan y sus proyectos. Y hablarle yo de los míos, y que entienda todas las cosas que me gustan y no proteste cuando guardo botes de cristal, cajas de fruta u otras cosas que probablemente tendrían que estar en la basura.

Me encanta que me cuide y se preocupe por mí. Que me prepare algo cuando me encuentro mal y me tape con una manta si estoy en el sofá. O simplemente, cuando he tenido un día largo y cansado, que me diga que me quede tranquila que él se ocupa de todo.

Y si ya estaba enamorada de él, desde que nació el pipiolillo lo estoy mucho más. Nunca olvidaré la primera vez que les vi juntos, ni sus ojos llenos de amor mirando a nuestro hijo. Puedo decir orgullosa que desde el primer momento se implicó completamente en su crianza y se ocupó de dormirle, cambiarle, bañarle... De hecho, debido a la cesárea un poco complicada que hizo que mi recuperación fuera lenta, prácticamente se ocupó él de todo las primeras semanas: de nuestro pequeño, de mí, de la casa. Con mucha paciencia y siempre de buen humor... Sin su apoyo probablemente no hubiera salvado la lactancia materna, ni hubiera logrado superar con tanta facilidad y felicidad los primeros días en casa. 

Creo que siempre que les veo jugar juntos sonrío. No lo puedo evitar. Él tan grande, el pipiolillo tan pequeño, pero los dos juntos sonriendo y riendo. Sus caras de felicidad disfrutando el uno del otro me llenan de alegría. Les encanta sentarse en el suelo a jugar, pero también poner música y bailar. Las primeras veces que su padre le puso su música y bailó con él, el pipiolillo se reía a carcajadas. Y yo también... ¿Cómo evitarlo?

Todos estos meses con el pipiolillo han sido muy especiales. La situación ha cambiado mucho, ahora ya no tenemos tiempo para nosotros, nuestro tiempo es de él. Y aunque nos encanta y somos inmensamente felices, intentamos todos los días dedicarnos unos minutos, unas palabras, un abrazo..., donde solo estemos él y yo.

El día de nuestra boda, en el misal que hicimos, escribimos algo que refleja completamente lo que siento:

      "Te soñé..., te esperé..., te encontré.
        En el momento justo Dios nos puso en
        el mismo camino, para darnos fortaleza,
        confianza, y realizar el más hermoso
        anhelo: amarnos para siempre.
        Sin dejar de ser tú..., sin dejar de ser yo...
        Ser uno solo."

El próximo lunes es festivo en Cantabria, así que me despido hasta dentro de dos semanas.

Feliz Semana Santa 

30 comentarios:

  1. Ohhhhh PRECIOSO!!!!!! Estoy con la lagrimilla asomando, qué bonito! :)
    Muchas felicidades para él por sus 30 años, y que siga sumando así de bien,

    un besito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias! La verdad es que soy muy afortunada (nunca mejor dicho, ya sabes porqué!)

      Feliz día :)

      Eliminar
  2. Que bonito!!! felicidades!!!!!! http://unmundollamadomay.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  3. es precioso todo lo que nos cuentas de él... la verdad que los maridos y parejas de una bloguera se merecen una estatua, porque nos soportan a pesar de todo... jjj.... ole por tu chico, y felicidades por sus 30... a por muchos mas y juntos... saludines

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya te digo! jaja. Ni siquiera pone caras raras cuando me ve haciendo fotos a objetos ni nada... Creo que ya ha asumido que soy un poco friki ;)

      Feliz día :)

      Eliminar
  4. Qué bonito lo que sentís, nena! felicidades por ello. Coincidimos en que yo también con 30 años celebraré mi primer día de la madre y mi pareja con un año menos. También tenemos un nene que nos ha traído sólo felicidad, es muy bueno y ya a por el añito, qué felicidad.

    Un saludo y que siga viva vuestra llama, pareja ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincidimos en muchas cosas entonces! Que tu niño os siga trayendo muchísima felicidad :)

      Feliz día :)

      Eliminar
  5. Que bonito María... os deseo muchos años de amor y felicidad!!

    Besotes!

    ResponderEliminar
  6. Muchas felicidades a ese super papa y super marido que te hace tan feliz para que nos escribas cosas tan bonitas!!!!!!!!!!!! disfrutad de la vida juntos, con el pipiolillo, que luego crecen y ya tendremos todo el tiempo del mundo parejil.....pero lee bien eh jajajajajaja PA RE JIL no cambies las letras jajajajajaj
    Besazos guapa, disfruta de las fiestas ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Leo leo... jajaja. Pues sí, eso pienso yo, queu cuando crezca ya tendremos tiempo de disfrutar los dos!

      Eliminar
  7. Totalmente emocionante, qué preciosidad de entrada.

    ResponderEliminar
  8. Hola Maria ! Que lindo amor es lo que sientes por tu marido , y que bonito lo que describes que sientes por el ,,, te deseo que ese amor dureeeee muchooooo y siempre rieguen ese bello amor ,, que son muy afortunados el encontrarse ambos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias! La verdad es que sí que pienso que somos afortunados :)

      Feliz día :)

      Eliminar
  9. Una entrada maravillosa y llena de AMOR. Te deseo todo lo mejor en el camino de la vida y disfrutes un montón de los buenos momentos :) Besitos

    ResponderEliminar
  10. Una entrada muuuuuuy amorosa y con la que estoy de acuerdo. viva mi chico!!!!

    ResponderEliminar
  11. Qué bonito nena! Os deseo todo lo mejor familia 😉
    Besos!

    ResponderEliminar
  12. Que bonito! Que os dure ese amor toda la vida.

    ResponderEliminar
  13. Que entrada tan bonita!! enhorabuena por la suerte que tienes, disfruta! Muchos besos

    ResponderEliminar
  14. ¡Qué bonito!

    Ahora nos toca a nosotras nuestro primer día de la madre :)

    Besos

    ResponderEliminar
  15. Conozco perfectamente esa sensación, después de tantos años todavía se nos acelera el pulso cuando estamos cerca.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...