lunes, 16 de marzo de 2015

Sobre los chupetes (DIY incluido)

Antes de que naciese el pipiolillo, el papá y yo hablamos del tema del chupete. En un principio solo veíamos problemas: se supone que es malo para la dentadura y además después hay que quitarle. Y claro, pensamos "si después hay que quitarle... Mejor no ponérsele nunca, ¿no?". Después, estando yo aún embarazada, leímos que se asociaba el uso del chupete con un menor riesgo de muerte súbita; esto nos hizo replantear la situación y decidimos que decidiese él mismo, y que sobre la marcha veríamos si usaba chupete o no.

Con el pipiolillo recién nacido y aún en el hospital, enfermeras y médicos nos recomendaron olvidarnos del chupete para que no interfiriera con la lactancia (le llevamos en la bolsa del hospital, por si acaso). Los abuelos, sin embargo, nos animaban a usarlo para calmarle, ya que el pobre lloraba sin consuelo. Esos días en el hospital hicimos caso a los médicos. En cuanto llegamos a casa nos olvidamos de lo que nos dijeron porque descubrimos que el chupete era maravilloso...: ¡chupete en la boca y niño calmado! Por cierto, no interfirió en la lactancia: a pesar de las dificultades del principio y de un amago de destete, aquí seguimos con lactancia materna.


Vaya por delante (aclaro) que pienso que cada familia es un mundo y lo que les viene bien a unos no tiene porqué ser la solución para otros, pero en esta entrada yo os voy a contar nuestra experiencia con el chupete y además enseñaros un DIY para guardar todos los que tenemos en casa. 




En nuestro caso, el chupete ha sido una gran ayuda. Sé que los antichupetes dicen que es una burda imitación de la teta de la madre y demás, y tienen razón, pero qué queréis que os diga: ni yo estoy las 24 horas del día con él, ni todo el tiempo que estoy con él tengo ganas de estar con la teta fuera, ni en muchas ocasiones eso es posible aunque estemos juntos. En el hospital, después de ver todos los capítulos del programa Bebé a Bordo, el papá utilizaba el dedo meñique para calmar al pipiolillo y a mí, la primera vez que le vi hacerlo, me entró un malestar  tremendo pensando "vamos a ver, ¿le metemos en la boca a mi hijo recién nacido el dedo de una mano? Qué por muy limpia que esté la mano, ha estado en contacto con tantas y tantas bacterias...".

A día de hoy os puedo decir que estoy encantada con la decisión de no ser radicales y permitirle usar chupete. No solo le calma muchísimo cuando está disgustado, sino que también se ha convertido en su mejor juguete: le coge para arriba y para abajo, le muerde por todos los lados y todos los días pasa un buen rato entretenido jugando con él y mirándole.

Como tenemos varios de distintos colores (aunque mi querido no lo entienda, me gusta que lleve el chupete a juego con la ropa) es muy incómodo tenerlos en muchos chupeteros, así que se me ocurrió utilizar una caja de bastoncillos para el oído para guardarlos en el cambiador y así tenerlos siempre a mano.  La cajita en cuestión no estaba muy bonita, así que decidí tunearla con restos de papeles de scrapbooking que había utilizado para hacer mi álbum de embarazo y también los marcos de fotos de la habitación del pipiolillo... ¡Y vòilá! Este es el resultado:



La verdad es que estoy encantada y no me ha llevado ni 10 minutos el proceso. Fijaros en el antes y el después:


Los chupetes que usamos son de la marca Suavinex. Desde ya os aclaro que no patrocina el blog (todos los productos los hemos pagado de nuestro bolsillo), pero es una marca que nos gusta mucho. Además de los chupetes (nosotros usamos los más clásicos para el pipiolillo pero tiene otros más divertidos también) utilizamos sus biberones que además de ser preciosos, son los únicos que he encontrado de cristal. Y sí, ya sé que los biberones de plástico de hoy en día están libres de BPA y todo eso, pero qué queréis que os diga, a mí me da mucha más tranquilidad el cristal (y además no cogen olores). Si a todo esto le sumáis que es una marca española... A nosotros nos ha conquistado.

¿Os ha gustado el DIY? ¿Han utilizado vuestros hijos chupete? ¿Cuál es vuestra experiencia?

Feliz lunes y feliz semana a todos. Nos leemos el próximo lunes 

27 comentarios:

  1. Lo del chupete como tu dices, cada familia que haga lo que considere mejor... Y es muy de abuelos eso de ponle el chupo y se calma...jjjj.... Yo a los mios se lo puse a los dos, e incluso en el hospital a pesar de lo de interferir en la lactancia... Ademas esto del chupo tambien depende de cada bebe, hay unos que no lo quieren y otros que lo deboran... Yo con la mayor, se lo quite a los 12 meses mas o menos... Solo lo usaba para dormir, y lo soltaba al poco, asi que me dije voy a porbar a no darselo, y nunca lo echo de menos...Ahora el pequeño es otra historia, el tete es su mejor amigo, y no se cuando decidire quitarselo definitivamente, porque sin el no duerme... Asi que seguimos con tetes por casa, y tu idea me parece genial, porque yo no se donde tenemos 2 de los 5 que tenemos...jjjj... pero es que creo que los esconde el... y de repente algun dia aparecera con alguno de los desaparecidos... jjj... saludines

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jjejeje, seguro que los esconde él! Y poco a poco conseguiréis que le vaya dejando...

      Feliz día!!

      Eliminar
  2. Hay mucha gente que piensa los chupetes son malos y difícil para que los niños los dejen. Pero, yo lo deje sin problema cuando era pequeña y mis dientes salieron parejos. Cada quien a su manera, porque también he conocido padres que no les dan a sus niños y sin embargo están bien.
    La cajita en cual los cuidas es muy lindo. :)

    Vegetarian Courtesy


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo había escrito un comentario larrrrrrrrrgo y el ciber espacio, que no debe haber merendado, se lo ha comido!! Decía que yo aún no he decidido que hacer con el tema chupete, pero por si acaso decido sí, ya tengo dos, jajajajajaja. Tu idea para tenerlos organizados me parece super util!!! Un besote

      Eliminar
    2. Claro, yo creo que no hay que ser radical, es lo más importante.

      Mary, ya nos contarás qué tal y qué decidís cuando nazca vuestra nena ;)

      Eliminar
  3. la caja es una monada...ya se me podía haber ocurrido a mi cuando el mayor usaba!!! porque sí, mi mayor usó chupete hasta los 3 y pico años y para él era su amigo, su consuelo y su tranquilizante. En cambio la pequeña no lo usó ni 3 meses, ella quería teta y si no nada... era más independiente que su hermano y se tranquilizaba enseguida.. y eso que alguna vez lo eché de menos cuando estaba con los dientes.. un besazo guapísima

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese es un claro ejemplo de que cada niño es un mundo, jeje!

      Eliminar
  4. Qué cajita tan mona!
    A mi hija le dábamos el chupo sólo para dormir, para quitárselo fue rápido, la pediatra nos dijo que fuera y esa misma noche le dijimos que se lo había comido un perro, lo pidió una vez y nunca más.
    Cada niño es un mundo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, tienes toda la razón, cada niño es un mundo! Qué suerte que no hubiera tragedia por quitarle el chupete ;)

      Eliminar
  5. Pues nosotros pensamos lo mismo: no ser radicales. De hecho, muchas noches de lloros intentamos ponerle chupete pero tuvimos mala suerte y nunca quiso. Tampoco nunca quiso beber de tetinas (ni agua ni leche).

    La cajita es preciosa. Nosotros usábamos un saquito de tela (impermeable por dentro) lindísimo para guardar todos (mas de diez) los que teníamos.

    Besotes!

    Besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que esa es la clave, ser flexibles! Nosotros tenemos suerte porque el pipiolillo ahora mismo acepta chupetes, tetinas...

      Un besote!

      Eliminar
  6. Qué buena idea la cajita para los chupetes!
    Yo opté por tener un par sólo porque al final acababan todos desperdigados y sucios... y la verdad, me daban asquito :P
    Muchos besos guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes toda la razón! Por eso pensé en la cajita... jejeje. A mí me gusta tener varios para cambiar colores, qué le voy a hacer... No lo puedo evitar! jeje

      Un besote!

      Eliminar
  7. Qué bonita te ha quedado la cajita con las pegatinas de esa colección que taaanto me gustan. Pues yo pienso que no hay que ser radical en la toma de decisiones antes de tiempo, e ir adaptándose un poco a lo que demande el niño, pienso que vosotros lo hacéis genial

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias! Me alegro de que te guste! La verdad es que los papeles son preciosos....

      Eliminar
  8. La costomización de la cajita te ha quedado genial

    ResponderEliminar
  9. El mío tambien lo ha usado y tampoco interfirió con la lactancia. La verdad que el chupe es un gran invento y una gran ayuda. Y el tema de quitarselo tampoco es un drama. Primero se lo quitamos por el día y luego ya para por la noche, y no pasa nada. Pasa un par de noches que le cuesta un poquito mas dormirse y ya está. Muy bonita la caja!
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora mismo mi experiencia coincide con la tuya! jejeje. Me alegro de que te haya gustado la caja!

      Eliminar
  10. Si no fuera por santochupete....que hubiera sido de las noches de cientos de miles de madres??? la mía aún sigue chupándolo, aunque la verdad, lo tiene en la cama un rato y cuando se duerme se la cae, así que.
    Hace poco, comentando con una madre experimentada ya.....le dije que quería quitarla el chupete pero que me formaba cada cisco de impresión, llora y se pone fatal la verdad, y esa madre me dijo....hoy en día queremos niños perfectos e independientes, antes incluso de que verdaderamente sea necesario pedírles esas responsabilidades. Te merece la pena hacerla pasar un mal rato solamente porque las demás madres digan que hay que quitar el chupete? haz lo que te salga a ti, y si crees que tampoco lo chupa tanto, ni te preocupes, que los dientes de leche se la caeran, y en ese momento seguro que ya no lo usa.
    Me hizo pensarlo, y ahora pienso....que lo deje cuando a ella la de la gana (con permiso de su padre que es como un sargento con ese tema)
    Me encanta la cajita nena, los papeles de Bundle of joy son amoooooooooooooooooor!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pienso que con el chupete pasa como con todo... Cada niño tiene sus ritmos! No conozco ningún adulto que chupe chupete así que no te preocupes que tarde o temprano Nenúfar le dejará ;)

      Eliminar
  11. No tenía ni idea que hubiera tanta disparidad de comentarios sobre el uso del chupete. Buenos consejos para el futuro y muy original y práctico el DIY.

    ResponderEliminar
  12. Te diré que la caja la reconocí al instante, pero lo de la decoración me ha dejado impresionada, de verdad que me parece puro diseño gráfico, ¡es una chulada!, me veo usando chupete jajajja
    Un besete guapa, y ánimo con la anti radicalidad, siiii

    ResponderEliminar
  13. Nosotros no lo usamos, ella tampoco tenía interés así que pensé que para qué endosárselo, si luego se lo tendré que quitar :)
    Pero creo que cada cual debe elegir lo que mejor le convenga! A mí me ha resultado más fácil vivir sin el chupete, y más ahora que ya es más mayorcita me he ahorrado darle un disgusto.
    A mí lo único que me parece un poco raro es cuando veo niños de tres o cuatro años con chupete... con una mano se cortan un filete y con la otra se ponen el chupete... eso no es normal :)
    Por cierto te ha quedado monísima la caja! Ah y los biberones yo también los buscaba siempre de cristal, y es verdad que cuesta encontrarlos.

    ResponderEliminar
  14. Opino como tu con el uso del chupete, les calma mucho y nosotras no podemos estar siempre cogiéndoles en bracitos, aparte cuando están con la boca...
    Muy chula la cajita, yo sólo tengo un chupete en uso, no concibo tener más jeje y también Suavinex que fabrica en España.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  15. <El DIY me ha encantado, a mi lo que sea reciclar me gusta siempre y si ademas el resultado es tan bonito... Respecto a chupete SI, chupete NO, miles de opiniones, siempre habrá ventajas e inconvenientes... Mis hijos tuvieron y lo peor es cuando hay que desprenderse de el... pero todo se supera en la vida.
    Besos. Anachicuca

    ResponderEliminar
  16. PARA MI...ENIAL!!!!
    MIS DOS HIJOS CHUPETEROS.
    SON SEDANTES Y SUS DIENTES SON PERFECTOS.
    LO DEJARON Y NO PASO NADA.
    TENIA PARA MI HIJA DE TODOS COLORES Y TODOS EN USO.
    PARA EL NENE PRIMERO...CUANDO SE PERDIA UNA LOCURA....ASI QUE APRENDI QUE TENER MUCHOS...
    SALUDITOS

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...