lunes, 16 de febrero de 2015

La violencia y los niños

La semana pasada me sucedieron dos cosas que me hicieron reflexionar al respecto.

La primera de ellas sucedió en un taxi. Salíamos mi pipiolillo y yo del Centro de Atención Temprana donde vamos por una pequeña lesión que tiene en el cuello (nada grave, no os preocupéis) cuando cogimos un taxi para volver a casa. Según abrimos la puerta del coche ya nos dimos cuenta de que nos había tocado una taxista parlanchina.

Empezó, como no, diciendo lo guapo que era el pipiolillo y demás, y siguió con una frase muy típica "a mí me gustan mucho los niños". Yo asentía cortesmente (no me gusta mucho eso de entablar conversaciones así sin más), el pipiolillo sonreía descaradamente (me ha salido muy sociable el niño), cuando empezó a contarnos una historia que a mí personalmente, y permitidme la expresión, me puso los pelos de punta.


Parece ser que esta buena señora tiene una sobrina que hace un par de años iba al jardín de infancia. Tendría la pequeña unos 3 años cuando fue a su casa contando que una niña de su clase la había pegado. Fueron a hablar con su maestra, y ésta no logró resolver el problema. Pienso, como madre, que eso debe de ser una gran preocupación y desde luego hay que ayudar al niño al que han pegado en su colegio, pero me sorprendió (y no gratamente) la forma en la que esta familia hizo frente a esto. Decidieron enseñar a su hija a pegar a la otra niña. La enseñaron que tenía que tirarla del pelo, con fuerza, y pegarla patadas en la espinilla que era donde a la otra más la podía doler. Y la repitieron hasta la saciedad que no se dejara pegar, que según la diesen, ella hiciera frente con todo lo que la habían enseñado.

Me quedé sin palabras. ¿De verdad hay padres que enseñan el ojo por ojo? ¿Qué incitan a la violencia a sus hijos? ¿Qué justifican actos violentos? Personalmente no sé cómo afrontaría el tema, pero estoy segura de que así no. Repudio completamente la violencia.

La segunda sucedió en la oficina. No recuerdo exactamente cómo, pero se empezó a hablar de los azotes como método correctivo en los niños. La verdad, os confieso que cuando era más joven siempre entraba a trapo en estas cosas y defendía a ultranza mi opinión, pero ahora estoy más calmada y cuando sé que va a haber controversia, suelo pasar del tema. Pero en este caso intenté explicarles que estoy completamente a favor de los derechos de los niños y en contra de cualquier tipo de violencia como método correctivo, ya sean azotes, cachetes u otros barbaridades más.

Por supuesto pusieron el grito en el cielo. Esto no me sorprendió, claro. Hace un tiempo leí este artículo tan interesante de Mama es Bloguera, y ella explicaba que únicamente el 12% de los encuestados estaban en contra de los azotes a los niños. En su día compartí este artículo en mi facebook personal, y la verdad es que levantó alguna que otra ampolla en los padres que lo leyeron...

Quizá es porque mis padres a mí me educaron sin pegarme, pero me parece surrealista que en pleno siglo XXI se vea como algo normal pegar a un niño. Se pone el grito en el cielo por la violencia doméstica cuando un hombre pega a una mujer (por supuesto actitud que rechazo completamente, aclaro) y se ignora completamente que los padres hagan uso de su superioridad física pegando a sus hijos. ¿Sabeis que los seres humanos, esa "raza superior", tenemos el dudoso honor de ser los únicos mamíferos que enseñan a sus retoños pegando?

Y por supuesto ya me parece el acabose cuando un padre ve a sus hijos pegándose y les da un azote para que no se peguen más. Sí señor, predicando con el ejemplo... ¿Qué espera si es lo que les ha enseñado?

Espero que llegue el día en el cual se termine con la violencia padres-hijos, incluso de la maquillada en forma de azotes. Que llegue el día en el que eduquemos a nuestros pequeños desde el diálogo y la paciencia, dando un claro ejemplo de ciudadanía cívica. Espero que no afrontemos las peleas con más peleas. Espero y deseo que llegue el día en el cual, igual que ya no toleraríamos que un maestro pusiese la mano encima a nuestros hijos, tampoco lo hagamos nosotros (qué curioso, en el colegio no pensamos que sea un método correctivo aceptable... Solo en casa). Espero y deseo que llegue el día en el que la violencia no forme parte de nuestra vida, de ninguna de las maneras. Porque la educacion comienza en casa, y la violencia no es justificable.

¿Qué pensáis de este tema? ¿Os ha sucedido alguna vez algo parecido a lo que yo os he contado?

Aprovecho antes de despedirme para deciros que el jueves no habrá post... ¡Nos vemos el próximo lunes!

Feliz semana

38 comentarios:

  1. Te sorprendería saber la cantidad de padres que les enseñan a sus hijos eso tan contradictorio de "no pegues pero defiéndete". Me parece muy difícil el tema, mucho, porque los niños, especialmente los varones, tienen tendencia a relacionarse con todo el cuerpo, a empujarse y ese tipo de cosas y de ahí vienen peleas y demás.

    A mis hijos (tengo dos chicos) les he enseñado a no pegar sin excepciones y a huir de los enfrentamientos. El mayor ha sido fácil con esto. El pequeño tuvo una temporada en que pegaba a sus compañeros por nada, se sentía que se reían de él o lo que fuera y se pasaba el día repartiendo. No te puedes imaginar lo que me costó que cambiara de actitud, tuve que hablar con padres, decirles que me avisaran si mi hijo pegaba a los suyos, que quería saber para corregir... en fin. Ya pasó, y sigo enseñando a mis hijos que con la violencia jamás se arregla nada.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por compartir tu experiencia. Yo también creo que es un tema difícil, sobre todo porque la violencia se ve como algo normal en esta sociedad... Poco a poco tenemos que erradicarla!

      Un besote :)

      Eliminar
  2. Totalmente de acuerdo contigo
    A mi jamás me dieron ni un cachete ni un azote ni una colleja ni NADA. Ni a mi ni a mi hermano. Y hacíamos travesuras.. Pero nos corregian de otras formas.

    A mis amigos siempre les sorprende. Es lo excepcional. Como cuando digo que mi hermano y yo NUNCA JAMÁS EN LA VIDA nos hemos pegado.. A la gente le sorprende

    ¿ Es que lo normal es pegarse en familia? ¿Estamos locos o que?

    Si nos pegamos en casa ¿cómo no vamos a pegar a otros niños del cole?

    TOLERANCIA CERO A LA VIOLENCIA

    Besitos, Bea ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también me miran como a un bicho raro... Pues bien, somos el ejemplo de que es posible convertirte en una persona civilizada sin que te peguen y humillen!! Ojalá algún día esto sea lo normal...

      Un besote!!

      Eliminar
  3. Promover la violencia en un niño no es una solución, es un problema. Personalmente creo que tenemos que enseñarles a nuestros hijos estrategias para proteger su integridad y para defenderse cuando sea necesario. pero responder a un golpe con otro golpe, es un espiral de nunca acabar, Y si acaba, no puede ser de buena forma. La próxima vez que tomes un taxi...ponete los auriculares. Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jaja, pues sí... Casi mejor no escuchar algunas cosas!

      Estoy de acuerdo en que hay que defenderse, pero con violencia no, esa no es una opción...

      Un beso!

      Eliminar
  4. Qué tema tan interesante! A mi bro y a mi jamás nos han pegado y tampoco lo veo para nada necesario, pero sí que es cierto que lo habitual es repartir cachetes a diestro y siniestro... Me ha gustado mucho esa reflexión de que consideran "correcto" dar un azote en casa, pero que en el cole es algo totalmente prohibido, es un sinsentido mires por donde lo mires!

    un besito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de ver más ejemplos de gente normal y civilizada sin que les hayan pegado! Ojalá más gente se dé cuenta, como tú, del sinsentido que es "en casa sí, en el cole no". Violencia no, en ninguna parte!

      un besote!

      Eliminar
  5. Me ha gustado mucho el post que has escrito, cuánta razón tienes!
    Soy Marta del blog, Hecho para peques.
    Te agradecería mucho que lo visitaras:
    http://hechoparapeques.com/
    Muchas gracias! Espero que te guste.
    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Voy a visitarte! Me alegro de que te haya gustado el post :)

      Eliminar
  6. Creo que a veces la gente olvida que los niños son personas. La dignidad no se adquiere con 10 años o con 18, 15... se adquiere desde el nacimiento. Tan escandaloso debería ser pegar a una mujer, como a un anciano, como a un niño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo... No entiendo cómo los demás no lo ven!!

      Eliminar
  7. Si María, como maestra conozco casos de: no seas tonto y defiéndete, si te pegan no te estés quieto, tú pégale también...y así vamos...Pero en fin, seamos positivos, muchas cosas están cambiando, así que esperemos que esto también.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, esperemos que esto también cambie... Supongo que tú veras muchos casos como el de la sobrina de la taxista, qué triste!

      Eliminar
  8. que fuerte me parece.. no hay que enseñar a pegar a lso niños jamas!! besitos

    ResponderEliminar
  9. Yo a Nenúfar siempre la he dicho: cuando te peguen, les dices...no se pega! y acto seguido se lo dices al mayor que se encuentre cerca. La verdad es que solo la sacudía un niño un año más pequeño que ella en la guarde, ahora ya no. Además es una niña que despierta el cariño de los demás inmediatamente de conocerla, todos los peques quieren jugar con ella....
    A mi tampoco me gusta lo del cachete en el culo, y mira que a veces los jodíos te ponen a prueba pero bien!! prefiero dialogar con ella, aunque me parezca que dialogo con la pared jusjus todo son etapas...
    Besazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, estoy completamente de acuerdo! De hecho pienso que a veces los papás pegan no como medida correctiva sino porque no pueden más y es una vía de descarga....

      Ojalá más papás pensasen como tú!

      Eliminar
  10. Mi bichilla es pegona porque sí. Y no lo entiendo, porque ni va a la guardería, ni se tiene que defender de nosotros. Sin embargo, tiene un genio de cuidado, y en cuanto algo no le interesa nos lanza un bofetón. No sé si lo hará sin querer, porque aún es pequeña y lanza los brazos y los cabezazos a lo loco, pero claro, no nos gusta que haga esto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lógico! Pienso que será una etapa, todavía es muy pequeña... Cuando crezca seguro que conseguís que no lo haga.

      Eliminar
  11. Me ha sorprendido mucho que sólo sea el 12%, pero la verdad es que me cruzo con mucha gente que piensa así. Una madre conocida se puso un día a enseñarle a mi hijo a pegar para defenderse del suyo. Me horroricé y se sorprendió. ¿Pero de qué va enseñando a pegar a otro niño? Apenas me junto con ella ya, aquello me molestó mucho. Yo soy de las que pienso que los niños se pueden defender de otra manera. A mi hijo le pegan en la guarde y él nunca ha devuelto un tortazo, sabe que tiene que gritarle al otro niño y quejarse a la educadora. Por suerte veo que hay más madres así, porque si no, esto sería la guerra. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro! Es que es un sinsentido enseñar a pegar para que no peguen a uno! Ojalá cada vez haya más madres que piensen como tú. No me extraña que ya no te quieras juntar con esa madre, está claro que sus valores no coinciden con los tuyos...

      Besos!

      Eliminar
  12. ¡Me dejas alucinando! ¿Tan poquitos padres y madres están en contra de la violencia? No puedo dar crédito. Así nos va...

    Nosotros inculcamos a la peque que hay actitudes que bajo ningún concepto puede repetir ya que son violentas: pegar, gritar, empujones, malas maneras... Siempre, siempre hay que hablar. De hecho, en nuestra escuela infantil les enseñan a todos los peques desde los 2 años esta canción que todos saben de memoria:

    " Si hay enfados, si hay problemas,
    para pelear, para pelear,
    manos al bolsillo,
    manos al bolsillo,
    hay que hablar.
    Hay que hablar."

    Mas claro el agua. Siempre hay que hablar: con la profesora en primera instancia, y luego se hace una rueda con los compañeros implicados para hablar y modificar la conducta violenta.

    Espero que ese porcentaje vaya cambiando, porque es preocupante.

    Besotes María.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también me quedo sorprendida cuando me doy cuenta de que somos una minoría de padres pensando esto, la verdad... Para mí es tan lógico y tan obvio...!

      Muy buena la canción, a ver si lo aprenden todos y criamos una generación que esté de verdad en contra de la violencia!

      Eliminar
  13. Respuestas
    1. de nada! Me encantó cuando le leí, creo que está muy bien escrito, así que no puedo menos que darte la enhorabuena por el post!

      Eliminar
  14. Me he quedado helada con lo de la taxista... pero lo más triste es que es más común de lo normal terminar diciéndoles a los niños que si les pegan peguen ellos también... hoy mismo hemos tenido esta conversación con las mamis del cole porque hay un niño que pega y que como la profesora tampoco está haciendo mucho por el tema los niños no saben qué hacer. Y algunas les han dicho a sus hijos que no sean tontos y le devuelvan la patada o torta o lo que sea.. pues yo no puedo.. es superior a mis fuerzas decirle que pegue... prefiero que hable con la profesora y si no hace nada que me lo diga a mí que yo soy su madre y es mi deber protegerle... y el castigo corporal en casa.. pues más de lo mismo (aunque alguna vez se la hubiera dado) eso sí.. no predico con el ejemplo en eso de gritar... ellos se ponen a chillar y voy yo y cuando pierdo los nervios les mando bajar la voz... A GRITOS.. ole yo.. luego me doy cuenta y pienso.. los niños deben de creer que estoy loca. ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Algo hay que hacer, desde luego, pero no enseñarles a pegar! Porque entonces en vez de erradicar un problema (hacer que el niño en cuestión no pegue) creamos otro (ahora en vez de pegar uno, pegan dos... Es un sinsentido).

      Pienso que perder los papeles a veces es algo inevitable y algún grito cae, aunque no esté bien... Pero me alegro de que nunca hayas caído en la tentación de pegar!

      Eliminar
  15. Vaya, hay cosas que son muy difíciles de escuchar, y menos manteniendo la compostura. Yo no sé cómo hubiera reaccionado, mejor callarse como bien dices, porque vamos..., menudas enseñanzas
    Seguro que tú eres una gran madre, calmada y con muchísima paciencia, esa es mi chica ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, muchas gracias! Lo intento hacer lo mejor que puedo aunque, desde luego, seguro que me equivoco muchas veces. COn la taxista preferí no entrar a trapo porque tal y como lo contaba ella ya tenía su película en la cabeza y no la iba a hacer cambiar de idea...

      Eliminar
  16. ¡Qué horror!

    Yo le daría ubicación a la maestra, hablaría con la madre de la cría, llevaría el tema al director si no se soluciona... ¿¿¿pero convertir a mi hijo en un ser violento??? ¿Enseñarle que la violencia es una vía de resolución de conflictos?

    Es increíble lo que ven normal algunos padres...

    Besos

    40+5

    ResponderEliminar
  17. Yo siempre le digo a Alfonso que cuando le peguen, se vaya de allí y busque a la profesora!! pero lo primero, que se aleje aunque sé q a veces le pegan y él responde, entiendo que a veces su forma de defenderse es atacando... Sobre lo del cachete, es difícil... Tu hijo es muy pequeño pero el día que tenga un hermano y sea más mayor y empiecen a discutir y a montar broncas, y uno se ponga histérico... al final, te acabas llevando a uno de ellos del brazo y le das un meneo. Pero porque es muy difícil mantener la calma en algunos momentos!!! de verdad que Alfonso fue un santo hasta los tres años pero luego con Rafa empezaron mutuamente a ponerse como motos y no sabes lo que es, muy complicado no acabar dándoles algún grito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que conforme vaya creciendo me vaya poniendo más a prueba, pero espero no caer nunca en la tentación de pegarle... De todas formas, aún cayendo, nunca dejaré de reconocer que es un error (el que yo haga algo no justifica que ese algo esté bien, yo también me equivoco). No sé si entiendes lo que te digo... Que a lo mejor llega el día en el que se me vaya las cosas de las manos y le pegue? Entonces tendré después que pedirle perdón porque yo me habré equivocado...

      Lo de los gritos sí que es algo que me parece muy difícil de erradicar... Sé qeu no es lo mejor, pero al menos no es violencia humillante (la verdad, también grito a mi queridoi cuando me enfado y no considero que le esté maltratando)...

      Eliminar
  18. Estoy con Ro y su "no pegues pero defiéndete". Soy maestra de pequeños y yo predico lo que dice María pero... a mi alrededor tengo de esas personitas también que les dices no pegues... y manotazo va. poco a poco aprenden. Pero hay momentos en los que sólo hay que ver a los padres para comprender el quehacer del niño. No generalizo, sólo doy mi opinión de lo que veo y que decir que son casos concretos. Digo eso porque son niños con carácter fuerte que se pasan el día con la canguro y ésta pasa de todo, es decir, ver en el parque dos niños pegarse y las canguros estar charlando tranquilamente y pasar del tema de estar pendiente del niño...
    Otra cosa es lo que ven los niños por casualidad. Me refiero a "SuperNanny" (no son ejemplos de angelitos que digamos...) y "Hermano Mayor" (claro ejemplo de las consecuencias de no educar desde pequeños y no tener un 'hogar dulce hogar' donde todos se respetan y se quieren).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé, pienso que el problema se puede solucionar de otras formas en su casa. ¿Por que se estén equivocando sus padres con la educación hay que hacer que otro niño se convierta en un maleducado pegando? No sé si me entiendes, para mí es injustificable defenderse pegando...

      Eliminar
  19. No he podido terminar de leerte, me suele pasar con historias que me ponen los pelos de punta... Anda, que la taxista también...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí hija, alucinante la taxista! Espero que no me vuelva a tocar con ella...

      Eliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...