lunes, 15 de diciembre de 2014

Mi hijo es un Bebé de Alta Demanda (I)

Recuerdo cuando él tenía apenas una semana de vida, un episodio muy particular. Habíamos salido de paseo con los abuelos en el capazo, muy cerquita de casa porque yo aún estaba muy débil, y el pipiolillo recién comido y cambiado el pañal, se había quedado dormido. A los pocos minutos se despertó y empezó a llorar como si no hubiera mañana y mi padre dijo "No lo entiendo, no es normal... ¡Si está de paseo!". Ese fue el primero de muchos paseos llorando.

Pasamos varios meses desorientados, sin saber realmente qué pasaba. No es solo que no le gustaban los paseos en el cochecito, es que además en casa requería atención constante, a todas horas: durante el día prácticamente no dormía y se aburría rápidamente de todo: cuna y brazos.

Todos los que nos visitaban nos decían "no os preocupéis, a los 3 meses mejora".

Pero no mejoró. Realmente yo ya no sabía qué estábamos haciendo mal, no lo entendía. Siempre parecía insatisfecho y os puedo asegurar que para unos padres, eso es muy duro. Un día, desesperada, buscando información en internet a ver si conseguía algo que pudiera ayudarnos, de repente me encontré con el término "Bebé de Alta Demanda" en el blog Un papá en prácticas. Y todas las piezas encajaron.

Me di cuenta de que mi pipiolillo cumplía todas las características; qué realmente él es así...

♥ Intenso. Él todo lo siente muchísimo: lo bueno y lo malo. Cuando está triste y llora, él grita. Y grita a un volumen realmente muy elevado, a veces me sorprendo que alguien tan pequeño pueda hacer tanto ruido. Y cuando está contento, lanza gritos de júbilo también. Mi pipiolillo tiene unas emociones muy intensas.

♥ Hiperactivo. Esta la cumple en menor medida que la anterior, pero también. No es capaz de estar quieto, siempre está en movimiento y, por supuesto como ya os dije al principio, piensa que dormir es una pérdida de tiempo. El papá dice que yo lo digo tanto siempre, que el pipiolillo lo debió de interiorizar cuando estaba en mi barriga, jeje.

♥ Absorbente, demandante, insatisfecho. Como ya os digo, hay que estar las 24 horas del día pendiente de él. No le vale con que estemos al lado, ni siquiera con que le tengamos en brazos. Hay que estar continuamente ideando nuevos juegos, cantando nuevas canciones, en movimiento. En cuanto hay un parón o llevamos mucho rato con el mismo juego, empezamos a oír una tosecilla que es el preludio al berrinche.

 Se alimentan a menudo. Desde que nació le doy el pecho a demanda, y al principio me pasaba más tiempo con él al pecho que al contrario.

♥ Necesidad de contacto físico continuo. Le gusta estar siempre cerca de las personas y, si soy yo, mucho mejor. Por este motivo no le gustan los paseos en el cochecito donde está un poco alejado (aunque siempre a la vista)... Eso sí, tengo la suerte de que mi pipiolillo es un niño muy sociable y salvo excepciones (vacunas, lugares nuevos, que se encuentre mal...) el contacto físico le acepta con la mayoría de las personas.

♥ Hipersensible. Los ruidos fuertes le asustan e inquietan y, para que os hagáis una idea, prácticamente desde que llegó a casa para que duerma se tienen que dar unas condiciones porque al mínimo ruido, luz... Se despierta sobresaltado.

♥ No se calma solo. He oído a muchos padres decir "mi bebé llora y a los cinco minutos se le pasa".  Pues bien, con nuestro pipiolillo esto no sucede... Hay que ayudarle a calmarse.

♥ Frecuentes despertares. Creo que os había comentado que el pipiolillo dormía muy bien. La verdad es que esto empezó cuando empezamos a practicar el colecho, del que os hablaré próximamente... Y en estos momentos, con 5 meses, ni siquiera el colecho es capaz de solucionar los frecuentes despertares que tiene.

El término "Bebés de Alta Demanda" fue acuñado por el pediatra William Sears, el mismo que impulsó la crianza con apego. Este pediatra se dio cuenta cuando nació su cuarta hija que era muy diferente a los anteriores, con unas necesidades mucho más demandantes y frente a la etiqueta que le ponían los conocidos de "bebé llorona", él defendía que simplemente era un bebé de alta demanda.

Hay otros aspectos que estos bebés tienen en común, y que mi pipiolillo cumple: prácticamente desde el nacimiento son capaces de levantar la cabecita tumbados boca-abajo, no toleran bien los cochecitos, tienen los ojos muy abiertos y despiertos desde el primer día.

Ya sabéis que yo soy optimista por naturaleza, así que veo la parte positiva al agotamiento físico que tengo ahora mismo... Yo veo a mi pipiolillo como un bebé realmente muy despierto, curioso, con ganas de aprender y de descubrir el mundo, que desde que nació tiene muy claro lo que quiere y lo que no quiere y así nos lo hace saber. De hecho se considera que este tipo de bebés tienen un gran potencial destacando su empatía, capacidad de análisis y observación, entusiasmo y gran creatividad.

Aunque parece ser que cuando empiezan a gatear, caminar y hablar la situación de demanda mejora considerablemente, estos meses más o menos hemos llegado a un entendimiento mutuo. Espero ir contándoos nuestra experiencia próximamente...


¿Habíais escuchado el concepto "Bebés de Alta Demanda"? ¿Habéis conocido algún bebé así? ¿Algún consejo/recomendación?

36 comentarios:

  1. Hola María! Mi hija también es así, ya tiene 4 años y aunque en menor medida, sigue siendo muy inquieta, demandante y todo eso que explicas. Ahora ya es muy independiente pero sigue necesitando mucho el contacto físico, se viene a media noche a dormir con nosotros, le gustan las cosquillitas... Es muy espabilada, despierta, desde los dos años no echa una siesta y antes costaba lo que nadie sabe que las durmiera 20 min, despertares continuos, aprender a ver la tele leyendo los labios... En fin, sé que estás agotada, aún yo no he terminado de recuperarme de ese agotamiento, pero irá pasando, te acostumbrarás a su ritmo y él irá pillando un poco el vuestro. Cuestión de paciencia!!
    Te digo una cosa, mi hija es ahora divertidísima, despierta, lista, sociable, empática... A veces dice: "Mamá, es que estoy como un cabla (cabra)". Jajajaja!!

    ÁNIMO!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oleee tu niñaa! Qué resalada! jijiji.

      Pues sí, eso pienso, que en realidad aunque ahora sea cansado cuidarle, son aspectos positivos!!

      Eliminar
  2. No lo había escuchado nunca, y leyendo lo que tu escribes tengo claro que yo tuve...un bebé de baja demanda, porque mi Nenúfar era todo lo contrario. Ella no quería estar en brazos!!! yo decía que era un bebé "independiente". Siempre la eché a la cuna y se durmió sola, a veces era yo la que necesitaba acunarla por propia satisfacción, pero desistía porque la chiquilla del demonio se revolvía como una anguila. Ahora es todo lo contrario, necesita estar continuamente diciéndote que te quiere y dándote abrazos (lo cual me encanta ^_^)
    Los bebés son como son....y a mi como a ti, me encanta que demuestren su personalidad sea como sea.
    Eso si, hija mía imagino que tienes que estar más que agotada!!! mucho ánimo solete

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vivo en fase de agotamiento perpetuo! jaja. Eso es que Nenúfar era muy independiente, el pipiolillo todo lo contrariio :)

      Eliminar
  3. Que desesperación tuvisteis que tener por no saber que pasaba, pero ponerle nombre tuvo que ser un auténtico alivio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí... Hay gente que dice que está mal poner "etiquetas" pero para nosotros supuso un alivio entender por fin todo!

      Eliminar
  4. Hola guapa!
    Me gusta mucho tu optimismo y que, a pesar del cansancio, saques lo positivo de esa alta demanda. Pero, aunque yo soy de las de poca paciencia, jeje, te digo que aprovechar todo ese tiempo que el peque te demanda juntos es lo mejor que hay. Crecen tan rápido... Poco a poco empiezan a ser más independientes y se echa de menos el tenerlos todo el rato encima ;)
    Un beso fuerte!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Toda la razón! Al menos es lo que me digo a veces... Que cuando sea mayor y piense en esos momentos por la noche en los que me necesitaba, por ejemplo, pensaré en ellos con nostalgia ;)

      Eliminar
  5. Yo me planteé durante mucho tiempo si Peque lo era. Creo que no llegaba a ser tan absorbente como son estos bebés, pero se acercaba mucho, y cuando lo ves claro, es más fácil entender su comportamiento y adecuarte a esa "demanda". Ánimos, porque cansado lo es un rato largo, pero gratificante también.
    Un besote.

    ResponderEliminar
  6. Me encanta el término y la explicación, seguro que cuando sea más mayor también será muy despierto y curioso.

    ResponderEliminar
  7. Nunca había oído lo de bebé de alta demanda pero con todo lo que cuentas el término va como anillo al dedo! Cuando sea un poco más mayor seguro que cambia la situación :D Que supongo que cuando ya sepa hablar será todo mucho más fácil ^^

    Mucho ánimo! Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dicen que cuando aprenden a hablar y caminar es todo más fácil porque al menos puedes comunicarte mejor con ellos... Espero que sí :)

      Eliminar
  8. Mi hijo fue un bebé de alta demanda. Y aún hoy que tiene cinco años, el término que mejor lo define es "intenso", porque para todo, lo suyo es la intensidad. Pero son niños maravillosos y que si son guiados hacia las actividades artísticas, encauzan toda la energía en crear y aprender. Lo que tienen es ansiedad del mundo y de vivirlo. Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí! Recuerdo cuando no tenía ni un mes de vida y andaba mirándolo todo que yo decía que estaba descubriendo el mundo, jejeje

      Eliminar
  9. Acabas de describir a Miss C. y el término aunque parezca una etiqueta hace que me sienta menos mala madre muchas veces. La peque ya tiene tres años y si bien es cierto que ha mejorado en el sueño sigue igual o más intensa en sus necesidades. Por ejemplo las rabietas son MUY intensas y Muy duraderas pero también son los besos y abrazos que nos damos antes de dormir.
    Para mi es muy complicado y a veces duro ser mama de una niña de alta demanda pero d'ia a día mejoramos las dos. Un beso muy fuerte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro! Yo creo que hay que pensar que es un comportamiento diferente, absorbente... Pero también muy positivo! Ánimo! Un besote :)

      Eliminar
  10. Sin duda sale a su madre, que cuando era pequeñita era asi....Bueno y ahora también lo sigue siendo. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, yo creo que en el carácter se parece mucho a mí! jeje. Un abrazo enorme! Gracias por pasarte por aquí :)

      Eliminar
  11. mucho ánimo!! tiene que ser complicado... yo por suerte no he pasado por esto pero por lo que veo en otros padres es una vida muy intensa :) un abrazo enorme

    ResponderEliminar
  12. Vaya, María. Lo importante es que te has dado cuenta muy pronto y que sabes entenderle a la perfección, y eso es lo mejor que os puede pasar a los dos para evitar frustaciones. Un beso enorme y ánimo :-)

    ResponderEliminar
  13. ¡Ay! La mía es de baja demanda y a veces las situaciones ya me sobrepasan. Yo conocí el concepto también por el blog de Un papá en prácticas y por Mamá en Bulgaria. Hay que tener mucha paciencia con estos niños y esperar a que pasen esta etapa.

    ResponderEliminar
  14. La primera vez que oi o lei sobre ese término tambien fue en el blog de Adrían, pero poco te puedo ayudar porque el mío es de demanda media, asi que ni idea. Pero creo que lo más básico que necesitais y en cantidades insdustriales es paciencia y sobre todo, cerrar los oidos a la cantidad de comentarios ignorantes que tendreis que escuchar a lo largo del tiempo.

    ResponderEliminar
  15. Es la primera vez que oigo hablar de esto, ay María, cuánto estoy aprendiendo de ti!!

    ResponderEliminar
  16. Yo no he pasado por eso, y la verdad q se agradece. Alfonso y Rafa han sido muy independientes, fáciles de entretener, a los 4 meses ya dormían del tirón hasta 12 horas y han sido bebés muy tranquilos (Rafa hasta que cumplió un año era un santo)... vamos, excepto en que son muy sentidos (para lo bueno y lo malo), se puede decir que son de baja demanda,jaja... Mucho ánimo!!!

    ResponderEliminar
  17. pues mi princesa debe ser algo asi, xk aunque no ha nacido, lo de dormir con ella no va y hiperactiva esta un rato!! te sigo ya, que no entiendo xk no te seguia :( uun besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uy, mi pipiolillo cuando estaba en la barriga no era para nada así, eh? Es más, todo lo contrario! Era un panfilote, casi no se movía y yo me emparanoiaba muchísimo porque podían pasar horas y horas sin notarle. Pero cuando nació cambió todo! jejeje

      Eliminar
  18. Uy... no sé, yo pensaba que la mía también era de alta demanda pero es cierto que a los 3 o 4 meses la cosa mejoró un montón. Así que aparte de enviarte ánimos no sé qué decirte. Suerte!!!!! :-S

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso me decía la gente, que a los 3 meses la cosa mejora... Y para nada!

      Eliminar
  19. Hola amiga !! Como me siento identificada !! Mi quinto hijo fue de alta demanda !! Gracias a ello no tuve más hijos ja ja ! ! Es agotador !!
    Te felicito que a pesar de lo cansada estés optimista

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jaja, y es que también son conocidos como "niños cuco" porque dicen que donde hay uno, no llegan más, jajaja.

      Eliminar
  20. El mío también lo es y aunque ahora con dos años es más fácil llevarle, sigue mostrando muchas de sus características. Yo hago lo único que creo que funciona, responder a sus demandas. Hay un grupo en fb que es una joya.

    ResponderEliminar
  21. Claramente el Señor Bebé también lo es. Conocí el término gracias a que me lo dijiste en un comentario en el blog, y él es así. Aunque también estoy agotada, yo también lo veo positivamente. Me encanta que esté tan espabilado, tan despierto, que se quiera comer el mundo desde el primer día y que nos necesite tanto. Es verdad que a veces me desespera no saber qué quiere, qué le pasa o qué hacer con él (si cantarle, moverle, sentarle, tumbarle...) pero me gusta que quiera estar con nosotros -aunque mi espalda, brazos, muñecas, piernas y todo el cuerpo ya se resienten demasiado, jeje-. Tengo pensado escribir una entrada pronto en el blog sobre el tema, pero eso será en un momento que no esté siendo demandada por el Señor Bebé, jejeje.
    Besitos y fuerza!

    ResponderEliminar
  22. Vaya.... con la cara y la sonrisita que tiene de santo, el pipilillo! cualquiera diría que da tanta guerra a juzgar por sus mofletes achuchables!!!!
    Yo poco te puedo decir (me acabo de enterar de lo que es eso de bebé de alta demanda) pero supongo que toneladas de paciencia que es lo que estáis haciendo ya ;)
    A pesar de que sea movidillo sigo manteniendo mi promesa de hacer castillos de arena con él en la playa el próximo verano!! (no me olvido ;) )

    un besito!

    ResponderEliminar
  23. Akane también fue un bebé de alta demanda y sigue siendo una niña de alta demanda. Yo conocía el término y pensaba que todo el mundo sabría lo que es, pero me he dado cuenta que no.
    Mi niña sigue necesitándonos muchísimo y sigue siendo agotador, pero nos vamos habituando. Primero porque la queremos infinito y siempre le daremos lo que precise, lo mejor de nosotros mismos. Segundo porque ella es así y queremos respetarlo: ni ignorarlo ni obviarlo. Aunque yo bromeo con llevarla a Yoga a los 5 si no conseguimos bajarla de revoluciones... juas!

    Besotes María!!

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...