lunes, 3 de noviembre de 2014

Soy mamá ♥

Hoy hace cuatro meses que llegó a mi vida la persona más importante para llenarla de luz y felicidad: mi pequeño Alejandro. Después de casi 9 meses de embarazo donde intenté leer e informarme sobre cómo cambiaría nuestro hogar cuando él llegara, donde mi querido y yo nos dedicamos a preparar con todo nuestro amor su habitación y todo lo que necesitaríamos en nuestra casa y en el hospital... Después de 38 semanas y 5 días exactamente, nació nuestro pipiolillo y nos dimos cuenta de que ser papás requiere de muchísimo amor, grandes dosis de paciencia e intuición y, muy poquito de libros e instrucciones.

Sentir por primera vez la piel de mi pipiolillo, darle un beso, abrazarle... Son momentos mágicos que guardo en mi corazón como mi mayor tesoro y cada día con él es un regalo maravilloso.



No os voy a engañar, hay momentos difíciles. Desde que soy mamá he llorado con mi bebé en brazos cuando nada le calmaba; he dormido tan poco que a veces me sorprendía de estar tan entera; he pasado momentos muy duros por la cesárea, tanto en el cuerpo como en el alma (y es precisamente las heridas del alma las que más cuesta curar). Afortunadamente tengo que deciros que mi querido es un compañero excepcional y un padrazo con todas las letras: desde el minuto en que nuestro bebé nació se entregó en cuerpo y alma a él, lo que hizo mucho más sencilla mi recuperación... Pero no digo más porque quiero dedicarle más adelante una entrada a él solo, que se la merece.

Aún con todo, aunque haya habido momentos difíciles, vale la pena. Cuando Alejandro me sonríe, todo mi alrededor se llena de color y alegría. Cuando con sus manitas regordetas coge mis dedos siento que no puedo fallarle y que él es el centro de mi vida. Cuando se ríe y me habla -en su idioma gagu guga claro- yo siento que estoy con la persona más maravillosa del mundo.

Me encanta ser mamá y he disfrutado de estos 4 meses de permiso por maternidad en los cuales no he estado pendiente del blog sino de mi pequeño. Mi pipiolillo es un bebé muy bueno pero muy poco dormilón durante el día (sorprendentemente por la noche ha dormido bien prácticamente siempre), por lo que requiere mucha atención y no quería volver al blog sin publicar periódicamente. Pero ahora que ya se va haciendo mayor, voy teniendo ratos para mí, así que he retomado mi casita virtual.

Quiero hablaros de lo de siempre, y también de mi nueva vida: de la crianza con apego, mi maternidad, mi lactancia, el papá de mi pipiolillo... ¿Os quedáis conmigo?

¡Os he echado de menos!

Feliz día 


31 comentarios:

  1. Se te echaba de menos... ¡Bienvenida de nuevo!

    ResponderEliminar
  2. Bienvenida! Qué bien que estés tan feliz., me alegro mucho! ♥

    ResponderEliminar
  3. Hola guapa! qué bien tenerte por aquí otra vez!
    Me alegro que estés disfrutando de tu peque!

    ResponderEliminar
  4. Ooh que entrada tan emotiva :)
    A disfrutar mucho del peque^^

    ResponderEliminar
  5. Pues claro que nos quedamos contigo! Y te va a venir de perlas retomar tu actividad... aunque ahora no lo creas, es muy importante tener un ratito para nosotras mismas... despues de darnos tantisimo a todos los demás :-)
    Un besazo y bienvenida

    ResponderEliminar
  6. Qué alegría volver a leerte, disfruta muchisimo de tu maternidad, besos!!!

    ResponderEliminar
  7. Un post muy bonito y emotivo. Los hijos son lo mejor de nuestra vida sin ninguna duda!!!
    Un besico enorme para los tres!!!

    ResponderEliminar
  8. Que bien que estés de vuelta María, me ha encantado el post! Disfruta mucho de tu pequeño :D

    Un besazo!

    ResponderEliminar
  9. Aqui nos quedamos, para que nos cuentes todo sobre ello!!!
    Un beso grande, buena semana

    ResponderEliminar
  10. Felicidades! Tal cual como dices: el nacimiento de un hijo es el encuentro con el verdadero amor de tu vida. Yo lo vivo desde hace cinco años. Me escribió las paredes. rompió adornos, ensució, tiró, desordenó y cambió todo en nuestro entorno ...y cada día lo amo más. Te deseo el máximo de disfrute en este primer año! Besos

    ResponderEliminar
  11. María enhorabuena por tener a ese pequeño a tu lado. Es precioso y tiene una cara que es para comersela. Bienvenida de nuevo al mundo 2.0 Espero que vengas con fuerzas, porque te echabamos de menos.

    ResponderEliminar
  12. Bienvenida de nuevo a la actividad guapa!! Yo nunca me fui, así que encantada de volver a leerte ;)
    Besos!

    ResponderEliminar
  13. Que alegría tenerte por aquí!! Pues si... un peque te cambia entera la vida pero siempre es mejor de lo que puedes soñar!

    Besotes María!

    ResponderEliminar
  14. Me alegro de volver a tenerte por aquí :)

    ResponderEliminar
  15. Qué post tan bonito y emotivo!!!

    Me alegro mucho de que hayas vuelto a la vida bloguera, se te echaba de menos! :-)

    Besos!

    ResponderEliminar
  16. Alegrándome enormemente de que estés de vuelta!!

    ResponderEliminar
  17. Maria que bueno tenerte de vuelta ! y te felicito por la oportunidad de disfrutar la maternidad!! y con todos su soles y bemoles a disfrutar esa etapa tan bella...

    ResponderEliminar
  18. Bienvenida otra vez por este mundo :-)
    Que sensación más bonita tiene que ser la que estais viviendo!
    Os deseo lo mejor y que lo disfruteis al máximo!
    Un besito :-)

    ResponderEliminar
  19. ¡Qué bien que has vuelto! Hay muchas cosas por compartir, ¡Qué ilusión!

    ResponderEliminar
  20. Holaaaa y bienvenidaaa, y es verdad.... un hijo cambia todo... es un amor incondicional.... un tesoro que crece a tu lado.... un beso
    carolina

    ResponderEliminar
  21. Por supuesto... aqui estaremos... Tu poco a poco... preciosas tus palabras sobre tu experiencia... saludines

    ResponderEliminar
  22. Que bien ya de vuelta! Ya nos contarás más historias sobre tu pipiolillo

    ResponderEliminar
  23. ¡¡¡Felicidades!!! Te aviso que esta aventura no acaba más que empezar ;-)

    ResponderEliminar
  24. Me alegro mucho de verte de vuelta y de tanta felicidad que rebosas :-) Disfruta mucho de Alejandro!!

    Besitos

    ResponderEliminar
  25. Se te echaba de menos. El peque irá creciendo y tu encontrando ratitos libres :)

    ResponderEliminar
  26. ¡Bienvenida! Sigue disfrutando de tu peque, es alucinante todo, ¿verdad? La maternidad es increíble, un cóctel de sentimientos y vivencias inexplicables. ¡Besos!

    ResponderEliminar
  27. Bienvenida y encantadas de leerte. Disfruta mucho del peque, y cuentanos cositas sobre él, que nos encanta leerlo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  28. Hola bonita, a ti también te echabamos de menos, jajaja, pero me alegra ver que estas de maravilla, encantada con los guas, gaas de tu bebé, jiji, seguro que para ti son algo mas y a estas altura ya solo por el tono en que los pronuncia empiezas a intuir lo que quiere. Y me parece maravilloso que el papa también se implique y este disfrutando del pequeño Alejandro :)
    Un besote muy grande y encantada de que vuelvas a pasar algún ratito en tu casita virtual :D

    ResponderEliminar
  29. Claro que nos quedamos, ¿cómo no nos ibamos a quedar?, a ver quién se pierde todas estas cosas que nos cuentas con tantísimo amor :)
    Un besito para cada uno guapetona

    ResponderEliminar
  30. Me he emocionado leyendo tu entrada, qué bonita!, y qué gran verdad todo!, por suerte ahora entiendo a la perfección cada una de tus palabras, seguramente si la hubiera leído antes de tener al Señor Bebé no me hubiera sentido tan identificada, pero comparto todo lo que dices. A mí me sigue asombrando estar tan entera como tú dices sin apenas dormir o descansar. A mí también me encanta ser mamá!, es lo mejor del mundo!
    Enhorabuena de nuevo! y muchos besos a los tres!

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...