miércoles, 16 de julio de 2014

Y llegó él...

Y todo mi mundo se transformó.

Alejandro nació el 3 de julio a las 18:10 horas después de un parto muy largo que terminó en una cesárea de urgencia bastante complicada para él y para mí. A pesar de todo y gracias a Dios podemos decir que los dos estamos muy bien.

Es muy difícil explicar con palabras lo que sentí la primera vez que vi su carita.. Solo puedo deciros que ahora, al escribir esto, aún me emociono y lloro. Y ese momento está catalogado en mi cajita de recuerdos como el más especial de mi vida.

Él es ahora el centro de mi mundo, podría pasarme horas y horas tan sólo mirándole. 

Había leído mucho acerca de la maternidad. Había soñado e imaginado como sería ser madre. Pues tengo que deciros que la realidad supera con creces todo lo anterior. Ser madre es lo más bonito que me ha pasado, y Alejandro el mejor regalo del mundo.

Cada sonrisa suya me hace sonreír a mí, y cuando le tengo en brazos... Me dan ganas de darle un abrazo infinito y llenarle de besos.

Así que espero que me disculpéis la ausencia; estas semanas estamos adaptándonos, conociéndonos... Y lógicamente no tengo mucho tiempo para la blogosfera. Digamos que me voy a tomar también en el blog un breve descanso por maternidad.

¡Nos vemos pronto!


LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...