lunes, 12 de mayo de 2014

Embarazo: 7 meses

El sábado se cumplieron siete meses de embarazo.



El miércoles de la semana pasada, empezamos las clases de preparación al parto. Bueno, en realidad digo empezamos porque obviamente voy con Alejandro, pero el papá de la criatura no me puede acompañar... Las clases se desarrollan durante siete miércoles de 11:30 a 13:30 horas... Sinceramente, no entiendo cómo pueden poner ese horario que de ninguna de las maneras facilita la asistencia de los padres, quienes creo que son tan importantes como nosotras en este proceso. Las clases me han parecido muy interesantes, de momento. Somos 11 mujeres, todas primerizas excepto una, y el programa que nos han dado no puede ser más interesante:

Día 1: El embarazo (I)
Día 2: El embarazo (II)
Día 3: Antes del parto
Día 4: El parto
Día 5: El postparto
Día 6: Lactancia materna
Día 7: Cuidados del recién nacido

De momento el primer día nos hemos presentado y, aunque estaba pensado para el embarazo y sí que hemos hablado de ello, básicamente el matrón nos ha dejado que le preguntemos todo lo que nos inquietaba (además nos hemos dado cuenta de que más o menos todas teníamos las mismas dudas).

Como veis el programa teórico está bastante completo, y todas las sesiones se complementan con ejercicios y posturas o relajación, según toque ese día. Creo que el próximo miércoles vamos a ver posturas que ayuden a superar el dolor, ¡tengo muchas ganas de probar!

Además también hemos asistido a unas charlas que da una matrona  en Toys´rus. Esta matrona trabaja en el hospital donde donde previsiblemente nacerá mi pequeño y el programa consiste en dos charlas, una sobre el parto y otra sobre los cuidados del recién nacido. La primera de ellas ha estado bastante bien, y nos ha contado algunas cosas que yo no sabía, especialmente sobre la infraestructura del hospital. El hospital que hay en Santander le están remodelando completamente, pero de momento todo lo de maternidad está en un edificio muy viejo (se espera inaugurar el ala nueva en 2015). Esto significa que las instalaciones son muy viejas y deprimentes, no hay bañeras de dilatación (ni siquiera duchas) en el paritorio, todo tiene ese ambiente de hospital y las habitaciones (compartidas, por supuesto) ni siquiera tienen ducha propia. A cambio los profesionales son excelentes y tienen la única unidad de neonatos de mi Comunidad Autónoma. 

Este último mes sí que he notado algunos cambios

En primer lugar, mi cambio preferido: siento muchísimo los movimientos de mi peque, y el papá de la criatura también. ¡Fue muy emocionante cuando él sintió la primera patadita! La cara que puso, no tenía precio.

En cuanto a mis cambios físicos, mi barriguita ya es bastante evidente e incluso el ombligo me está cambiando un poco y está saliendo hacia afuera. Cuando estoy mucho tiempo de pie o caminando empiezo a notar el sobrepeso, pero en líneas generales os puedo decir que sigo siendo muy afortunada porque me sigo sintiendo ágil y no me noto pesada. Al revés, ¡sigo teniendo mucha energía! De hecho, salvo por los vaqueros premamá, sigo utilizando mi ropa habitual.

Algo que no me ha gustado ha estado relacionado, eso sí, con un pequeño problema de salud. Cuando estaba más o menos de cinco meses tuve una infección de orina. Me disgusté muchísimo (había logrado llegar a ese punto sin tomar absolutamente ningún medicamento), me recetaron Monurol y... Un mes después, volví otra vez a tener infección, esta vez muchísimo más dolorosa. Me volvieron a recetar Monurol y, desgraciadamente, en un nuevo cultivo salió que no habíamos conseguido matar a la bacteria. Así que he estado en tratamiento durante 8 días con Amoxicilina a ver si, por fin, terminábamos con ella. Tengo que repetirme el cultivo esta semana, a ver si me dan buenas noticias... Ya os contaré. De cualquier forma, y aunque sé que tener infección de orina en una embarazada es algo muy habitual, me disgusté muchísimo.

Finalmente os cuento que también he notado cambios no tan evidentes. En primer lugar, cada día pienso más en el parto... Tengo claro más o menos lo que quiero (espero elaborar estas semanas mi plan de parto) pero aún así, me da miedo el que las cosas no salgan como quiero. Es una sensación difícil de explicar, no sé si las que ya sois mamás me entendéis... ¡El caso es que no puedo parar de leer crónicas de partos!

Y en segundo lugar, aunque durante estos meses yo me notaba con el mismo difícil carácter de siempre, estas últimas semanas creo que me han sobrevenido los picos hormonales de las embarazadas... Tan pronto estoy contentísima y feliz, como llorando a lágrima viva por miedo a que pase algo en el parto, a ser una mala madre o... Bueno, pues eso, llorando a lágrima viva por miedos varios.

En cuanto a las compras y cosas que tenemos... ¡Ya tenemos todo! Qué feliz me hace poder decir esto. La próxima semana tenemos la ecografía de las 32 semanas y, en cuanto pase, vamos a lavar ya toda su ropita para estar preparados.

A Alejandro le han llegado muchísimos regalitos preciosos, y los papás estamos muy felices de que haya tantas personas que sabemos que esperan su llegada con ilusión (y cómo es de bien nacidos ser agradecidos, me vais a perdonar pero lo voy a contar aquí):

♥ Muchas gracias a mis afortunadas porque la semana pasada nos ha llegado una minicuna preciosa que ya tenemos montada en nuestra habitación... ¡Nos encanta! No puedo dejar de dar las gracias a mis amigas Matrona Online, My Crazy Little Things, Másqueelprimerdía, Con los libros a cuestas, Hand me idea, Qué pasa por mi cabeza, El mundo del pega y papel, El taller de Sil, J., L., L., L., M., M., N., S., y S. Chicas, qué sorpresón y cuánto me he emocionado... Y a los demás os digo que nos os preocupéis por los cojines antivuelco, que les daré buen uso para pasear en el capazo y en casa de mis padres, que allí no tenemos minicuna, jeje.

♥ Muchas gracias (de nuevo) a Matrona Online... Porque sí, ¡un poquito tuyo también es mi pequeño! Por su paciencia, por responder a todas mis dudas (por raras que fueran), por animarme siempre, por hacerme reír y por tener ese blog fantástico en el que nos informa de todo. Y os lo aseguro, no es amor de amiga (que también), es que su blog es uno de los mejores que hay en la blogosfera.

♥ Muchas gracias a mi prima S., que además de pasarme la fantástica lista de los imprescindibles, nos ha dejado cuna, maxicosi, trona, ropa, mochila y muchísimas cosas más para nuestro bebé.

Muchas gracias a mi hermano, que va a ser el mejor tío del mundo, y a mi amiga M. por los cuentos que nos encantan y que esperamos poder contar muy pronto a nuestro pequeño.

♥ Muchas gracias a mi mejor amiga, que además es la madrina de Alejandro, por la ropita, los baberos y los libros. Y también por aguantarme durante todo el embarazo (¡y siempre!).

♥ Muchas gracias a mis amigas S. y N., los compañeros de trabajo del futuro papá, mi compañera M., mis tías D. y P. y amigos varios de mis suegros por la ropita, baberos, mantas, peluches... Y todo lo que nos ha ido llegando.

♥ Por supuesto muchas gracias a mis suegros, que han regalado a su primer nieto el cochecito, mantas, ropa...

♥ Y por último pero no por ello menos importante (de hecho, he dejado lo mejor para el final), a mis padres y a mi hermano que están felices con la llegada de su primer nieto y sobrino respectivamente. Por ayudarnos con toda la mudanza y el montaje de los muebles cuando yo no podía hacer nada más que mirar cómo ellos trasteaban con martillos y destornilladores. Por ayudarnos a montar toda la habitación de Alejandro. Por venir a verme cuando he estado malilla, acompañarme al médico y todo lo que ha hecho falta. Por las chaquetas de punto que mi madre ha tejido a mano con tanto amor. Por todas las cositas que han comprado a mi bebé. Porque siempre están disponibles y dispuestos a echar una mano: antes, ahora y siempre. Porque me acompañan a andar aunque no siempre les apetece. Ya sé que todos diréis lo mismo pero es que... ¡Mis padres son los mejores padres del mundo entero!

Ya estoy con las lágrimas de emoción asomando... ¡Estas hormonas cómo son!

Seguiremos informando...

Feliz lunes

29 comentarios:

  1. Nena que emoción da leerte y cuantos recuerdos!! Las infecciones en una embarazada es de lo más normal así que tu tranquila que raro es la que no ha tenido que medicarse por ese tema, nunca gusta pero hay que hacerlo y nervios por el parto pues imagínate si te entendemos, yo creía que era antinatural que nada pudiera salir por ahí jejeje cuando es precisamente todo lo contrario. Es normal que te de respeto ese momento pero luego se convierte en el momento más mágico que vives en tu vida y dejo de hablar del tema que se me escapa una lagrimilla ;)

    ResponderEliminar
  2. bueno, bueno, las hormonas... Yo no soy nada llorona, pero vamos, que me cuesta llorar muchísimo (demasiado), pues en el embarazo era un mar de lágrimas. El susto que se llevó mi marido cuando le llamé llorando a todo llorar porque me habían puesto una multa super injusta (lo de que hubiese aparcado en una zona de carga y descarga durante 4 horas era un detalle sin importancia...) Las clases de preparación yo las hice dos veces (si, si, repitiendo... como en el cole) en los dos primeros embarazos. Y en una de ellas que vino mi marido, en la relajación se quedó frito y se puso a roncar... ya no vino más...
    Respecto al miedo al parto, es completamente normal. Yo tenía pánico, quería una cesárea a toda costa porque no iba a ser capaz. Al final, en el parto estuvieron a punto de hacérmela porque mi querido hijo no quería bajar... y supliqué y supliqué que me dejasen intentarlo que no quería cesárea (lo conseguí). Verás como tu cuerpo te dice cómo actuar, y esas hormonas que ahora te están dando la lata, serán tus mejores amigas :-)

    ResponderEliminar
  3. Pues estás preparadísima! Y lo mejor, muy bien acompañada por tus amigos, familia y sobre todo, Alejandro.
    Disfruta!!!
    Muas!

    ResponderEliminar
  4. Ahhh que lindo amiga querida lo que dices de tus padres ,, ojalá mis hijos el día de mañana pensarán adi como tu ,, y encuentro maravilloso poder prepararse para ese momento tan maravilloso,,, es lo más espectacular del mundo ,, es un momento glorioso,,, a disfrutarlo amiga

    ResponderEliminar
  5. El embarazo te sienta fenomenal!!! Se nota que lo estás disfrutando mucho!
    Ya cada vez queda menos tiempo para verle la carita a Alejandro, que lo estaréis deseando!

    Besos!

    ResponderEliminar
  6. A mi me parece normal esos 'nervios' del parto... luego verás como te sorprendes de como tu cuerpo 'sabe' lo que hay que hacer.. ;) Tranquila y aprovecha el tiempo con tus hobbies favoritos... ji!

    Besotes!

    ResponderEliminar
  7. De 7 ya!!!! Jajaja esto ya está cerquita, pronto tienes a Alejandro entre los brazos :) .. Me alegro que las clases ya que son a esa hora tan....de horario laboral vamos, sean interesantes y te ayuden a relajarte.
    Que bien que ahora ya notas a tu bebe dando pataditas, seguro que se te ilumina la carita, así que nada de lagrimones ehhh, cuando te vengan a pensar en algo alegre :D
    Besote!!!!!!

    ResponderEliminar
  8. Disfruta cada segundo,
    yo hice amigas en clases de preparacion al parto que ahora son como hermanas
    Te veo preparadisima

    ResponderEliminar
  9. Guapa!! Ya te queda poco para ver la carita de tu peque!!
    Si quieres un pequeño consejo (puedes tomarlo o no, jeje), no pienses mucho en el momento del parto. Sé que es difícil, pero cada uno es diferente y cada mujer lo vive de una manera distinta... Yo con el primero iba sin ninguna idea preconcebida; no sé por qué no pensaba mucho en ello... Puede ser por la ignorancia de las primerizas, porque aunque leas mucho, hasta que no lo vives no sabes qué es.
    Por eso te digo que tranquila, que seguro que va todo genial, y ya te preocuparás cuando llegue el momento. Hasta entonces, disfruta de tu barriga!! ;)
    Muchos besos guapa!

    ResponderEliminar
  10. Ohhhhhh yo que no estoy embarazada estoy llorando a lágrima viva! #maridito me está viendo raro!!
    Pero que amor de niña eres!!! Te mereces todo lo bueno que te pase, y te mereces toda esa lista de personas que tanto te quieren a ti y que tanto querrán al peque! Yo ya le quiero un montón!!

    Espero que la infección vaya a menos y matéis a ese bicho de una vez por todas, que seguro que sí, y así puedas pasar estas semanitas que te quedan (madremiaaa que queda nada!) tranquilita!

    Que guay esas clase de preparación al parto, tienen que ser muy interesantes!! Pero la hora, quien c... la eligió??? :O

    Después de leer tu post me he empezado a poner nerviosilla, es normal que tú pienses en el parto! Pero ya verás como será todo una maravilla! Y vas a ser la mejor mamá que Alejandro pudiera tener, eso fijo!!!

    un besito!

    ResponderEliminar
  11. (perdona el tostón, me ha quedo gigantesco! :( )

    ResponderEliminar
  12. Que bien! ya no te queda nada para ver a Alejandro, así que disfruta de estas semanas de embarazo. Bss!

    ResponderEliminar
  13. Ay madreeee que me has hecho llorar!!! no sabes lo que me duele no estar más cerca de tí, te lo digo de corazón, malditos kilómetros que me impiden plantarme en tu casa siempre que lo necesites :(
    Fue una pena no ver tu cara de sorpresa al abrir el regalo, me alegro mucho de que te gustara tanto, seguro que Alejandro duerme... como un bebé (evident... XD)
    Muchísimas gracias por lo que has dicho de mi blog, jamás me cansaré de decir que existe gracias a tí.

    ResponderEliminar
  14. Alejandra Agm Psicología13 de mayo de 2014, 0:25

    Pero que preciosidad de post! Me alegro tanto de pensar que un trocito de mi estará viendo dormir cada dia a Alejandro. Estamos todos deseando conocerle, va a ser un bebé muy afortunado ;) igual de afortunadas que somos nosotras por haberte conocido

    ResponderEliminar
  15. Que ganas de que llegue ya Alejandro, queremos consentirle!!!
    Estás preciosa en la foto, eres un amor ;)!!

    Belix84

    ResponderEliminar
  16. Ainsss madre que me has hecho llorar. Alejandro se merece todo lo de este mundo, y sus titas solo hemos aportado un mini granito de arena, para que tu, su preciosa mama y Alejandro esten un poquito mejor.
    Te quiero mucho y lo sabes, y Alejandro va a estar entre algodones con una madre como tu.

    ResponderEliminar
  17. ¡Ya no te queda nada para verle la carita y enamorarte perdidamente de él! Porque es así, no ha nacido y ya lo quieres, fíjate en cuantito le veas.
    Es normal todas las pregutnas y dudas, es más yo creo que eres tu misma que te estás preparando para poder afrontar lo que viene por delante. El embarazo, no solo es el peque creciendo y formándose, a tí te está dando tiempo a asimilar lo que viene por delante.
    No se si eres creyente, yo sí, y estoy convencida que Dios hace las cosas siempre bien, y el embarazo es una de ellas, una maravilla más.
    Un beso guapa

    ResponderEliminar
  18. Muchas gracias hija por tu comentario, tu ya sabes que siempre que nos necesites y este en nuestras manos con vosotros estaremos.
    Nos sentimos unos padres orgullosos de ti y unos futuros abuelos entusiasmados con la llegada de Alejandro. Muchos besos

    ResponderEliminar
  19. ¡Madre mía! Cómo pasa el tiempo, si hace nada nos dabas el notición y ahora parece que Alejandro ya está aquí. Disfruta mucho de la etapa. Besos.

    ResponderEliminar
  20. Yo justo antes del embarazo tuve una racha malísima de infecciones de orina y creía que todo se me complicaría durante esos 9 meses, pero resultó que me libré de ellas durante todo el periodo de preñez. Son de lo más habitual y aquí también suelen recetar Monurol para combatirlas. A ver si hay suerte y no vuelves a recaer porque duelen tanto...

    ResponderEliminar
  21. Os deseo lo mejor, a ti, al papi y a Alejandro.
    Ser madre es la experiencia más maravillosa del mundo. Yo soy mamá de dos brujillas a las que intento convertir en angelitos y ellas me llenan de felicidad. Vas a vivir momentos preciosísimos, disfrútalos!!!!
    Un beso enorme desde Miranda de Ebro!!

    ResponderEliminar
  22. wsoy tb de santander..bueno vivo en somo,, y comparto embarazo jaja, en mi caso es el segundo, asi que algo mas preparada estoy, aunque algo mas paranoica que el primero..estoy solo de 11 semanas, y lo llevo peor que el anterior, me pilla ademas con la tension muy baja, asi que ni escribir en el blog me apetece.
    .yo a clases de preparacion no creo que vaya..no fui tampoco con el otro, ademas esas horas....miercoles de 11:30 a 13:30 me parten la mañana, lo que si es que me voy a ir a clases de matronatacion que me apetece mucho...espero que lo que te queda te vaya muy bien, y el parto sea rapidito.

    ResponderEliminar
  23. Maria, que post tan bonito.
    Parece q fue ayer cuando compartias tu.embarazo, entre nerviosa y asustada...
    Al final casi me haces llorar a mi, con el agradecimiento a tus oadres y hermano...
    Veo que Alejandro es un niño muy esperado por todos los q os rodean, no solo por vosotros, asi q va a recibir muchisimo cariño y va a hacer feliz a mucha gente.
    Sigue disfrutando asi de tu.embarazo.
    ¡Un besote!

    ResponderEliminar
  24. Como pasa el tiempo, siete meses ya! No te queda nada, disfruta de todo al máximo guapa. Un besote

    ResponderEliminar
  25. Tienes una barriguita preciosa! Hay qué ver cómo pasa el embarazo de rápido cuando no es el propio... jijiji :))) Vaya horario para las clases, así no hay quien pueda ir... y la infección qué rollo, te deseo lo mejor y que salga bien el cultivo esta vez. Besitos.

    ResponderEliminar
  26. Ay María qué emocionante todo, lo cuentas un detalle que resulta emocionante, parece que te tenga delante, sin conocernos ya te digo que me emociono...
    En nada tienes a tu Alejandro entre tus brazos y rodeada de gente querida :)
    Un besete y a por el viernes, que falta ya poquito

    ResponderEliminar
  27. Un horario terrible, para padres y madres, qué fuerte.

    ResponderEliminar
  28. Ayyy a lágrima viva me tienes tu a mi que estoy leyendo los post que me faltaban tuyos...entre la poesía de tu hermano y este post afu afu afu!!!!!!!!!
    Se que es tontería decirte esto, porque cada una siente lo que siente y ya está, pero no te preocupes, porque vas a ser una madre estupenda, que todos esos miedos se te van a quitar de un plumazo cuando lo tengas en brazos, porque te va a salir solo y natural todo. Luego tendrás otros miedos distintos, pero eso lo llevamos las madres implícito ya....para el resto de nuestras vidas, que bonito jeje
    La verdad es que las salas de dilatación de la Resi, hija mía...pues eso, ya lo has dicho tu, hospital puro y duro, no son nada nada acogedoras, pero bueno, piensa que lo mismo lo dilatas todo rápido rápido y no tienes que pasar por ellas (por cierto...te prohíbo terminantemente que leas mi crónica eh, ya sabes que te he dicho que lo mío NO es lo normal...)
    Venga cariñote....recta final!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  29. Hola preciosa.
    Va a ser inevitable que te sientas como te sientes, por mucho que te digan los demás. Llora si tienes ganas, grita si te apetece y sé feliz. Esta es una experiencia única, así que disfrútala, en lo bueno y en lo menos bueno. Si tienes dudas, preguntas. Sino preguntas te las vas a quedar.
    Cada parto es distinto. Yo iba super preparadísima -o tanto como se puede llegar a estar- y el gine me dijo que ibamos a programar una cesárea. Mi cara de estupor cuando le pregunté si por lo menos lo ibamos a intentar natural y me contestó que no. Que para hacernos sufrir a la niña y a mi y acabar haciendo una cesárea que no. Oo'
    Fíate de lo que sientas. Rodéate de la gente que quieras. Y no hagas caso de los que intenten darte "consejosbienintencionados" que la mayoría son habladurías y bulos.
    Besos y abrazos ♥

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...