jueves, 11 de abril de 2013

Siempre nos quedará París...

Como ya os adelantaba el otro día (click), hace unos días viajé a París. Nunca había visto la ciudad, así que me hacía mucha ilusión aunque no tuvimos mucho tiempo... Así que en casa, con ayuda de Bea (Coleccionando cosas bonitas), Alexia (Alexia´s cakes: Diario de una principiante), Laurita Purple (El blog de Laurita Purple), la guía de viajes que me había comprado (City Pack El País Aguilar, que es nuestra preferida) y la página web Paris.es hice un itinerario para conocer las zonas más bonitas de París...

Y la ciudad nos recibió con mucho frío y, afortunadamente, sin lluvia. Iniciamos nuestro recorrido en Les Invalides, porque estaba muy cerca de nuestro hotel, y la verdad es que el comienzo no pudo ser mejor: nos encontramos con un edificio precioso rodeado de unos jardines muy cuidados que hacían que pasear por allí fuera una delicia...










Este majestuoso edificio fue construido para albergar a los soldados inválidos, lo que ha convertido a Les invalides en un monumento conmemorativo dedicado a las innumerables batallas que han marcado la historia de Francia.

En las inmediaciones de Les invalides encontramos el Museo Rodin. Habíamos oído hablar muy bien de sus jardines, así que nos decidimos a entrar y pasear por allí... La verdad es que parecía bonito, pero al no haber llegado del todo la primavera, los árboles y las plantas se veían un poco desangelados. Eso sí, se consiguen unas vistas preciosas de Les invalides...



 Muy cerca del Museo Rodin y Les invalides, se encuentra la Assemblee Nationale, con ese toque mágico característico de París...


Desayunamos y comimos en el mismo sitio, una cafetería que había en la Rue Saint-Dominique denominada Le Petit Palais. Fuimos allí a desayunar y nos gustó muchísimo el trato, así que repetimos. Desayunamos pan au chocolat, un dulce típico francés, y no nos defraudó: ¡estaba buenísimo! La comida fue aún mejor: un entrante delicioso llamado Croustillant de chevre au miel aux herbes de Provence (algo así como pan bimbo con queso, miel y especias varias... dicho así suena fatal, ¡pero estaba tan rico que estoy deseando hacer pruebas en casa para repetir! ¡Nos encantó a los dos!), el plato fue un filete normal, y el postre fue la cosa más rica que jamás he probado: Moellex au chocolat (una especie de bizcocho de chocolate relleno de chocolate caliente y dentro de un plato de natillas frías líquidas... No hay palabras para definirlo, hay que probarlo, delicioso, uno de los postres más ricos que he probado en mi vida). Si después de lo que os he contado tenéis dudas, os diré que la comida (entrante para compartir + 1 plato cada uno + postre para compartir + agua + cerveza) nos salió por 39,90€, que para ser París, me parece que está muy bien de precio. ¡Y el dueño habla un poquito de español! Os dejo un mapa para que podáis encontrar la cafetería... 


Después de comer, cruzamos el Sena a través del que se dice que es el puente más bonito de París: el puente de Alexandre III...


Hasta llegar al Gran Palais y el Petit Palais:





Me gustó especialmente el Petit Palais, me parecía que tenía mucho encanto...

Después fuimos caminando por la Avenida de los Campos Elíseos hasta llegar al Arco del Triunfo.


Del Arco del Triunfo no tengo foto sin que salgamos mi querido o yo... Pero os digo que fue una de las cosas que más me gustaron de París. No sé, me le esperaba más pequeñito. Verle allí tan inmenso, tan bonito... Me hizo sentir un cosquilleo en el estómago.

Regresamos andando por la misma avenida y pasamos por los campos Elíseos hasta llegar a la Place de la Concorde, donde se encuentra el obelisco de Lúxor, cruzamos los Jardines de las Tullerías y llegamos hasta el Museo Louvre.






Los jardines fueron mi primera gran decepción; me esperaba algo así como St James en Londres, y me encontré un lugar donde apenas se veía el color verde, con un estanque bastante feo en el medio... Vamos, que no me gustaron.

Cuando llegamos al Louvre tuve sentimientos encontrados: el edificio antiguo me encantó, mientras que el triángulo moderno de cristal creo que estropea considerablemente el conjunto. No entiendo esa manía que tienen los arquitectos con mezclar estilos que no pegan ni con cola... ¡A ver si después de cientos de años la gente sigue yendo a ver la pirámide de cristal tanto como a los soberbios edificios que la resguardan! No lo creo...

Llegados a este punto estábamos completamente agotados y paramos a tomarnos un té calentito y unos macarons (¿se escribe así?), y cuando recuperamos fuerzas fuimos hasta la Ópera Palais Garnier, otro majestuoso edificio...



Y desde allí cogimos el metro para ir a la zona de Montmartre, donde pararíamos a cenar. Subimos a ver la Basílica Sacre Coeur y después de subir los (muchos) escalones que hay me encontré con uno de los lugares religiosos más bonitos que he visto... Preciosa, blanca, inmensa y presidiendo París, porque desde allí se veían unas vistas espectaculares.






Allí compramos, en la Plaza de los Pintores, una lámina de París para llevarnos a nuestro hogar... Y de allí al hotel, porque después de todo lo que habíamos andado estábamos muy cansados...

Al día siguiente por la mañana fuimos, después de desayunar, a la Torre Eiffel. Ya la había visto de lejos (se veía desde el hotel) y como icono de París que es, me gustaba. Pero os confieso que conforme nos íbamos acercando, para mí iba perdiendo la magia... Y cuando llegamos, no me pareció romántica: me pareció un conjunto de hierros bastante feo. Íbamos a subir, pero había una cola muy larga y como no teníamos mucho tiempo decidimos cruzar el río hasta el Palais de Chaillot, donde conseguimos las mejores vistas de la Torre (que de lejos, volvía a parecer interesante)...



De allí volvimos a cruzar el Sena para coger el metro y visitar la zona de las islas: La Conciergerie y Nortre Dame:






Finalizamos nuestra visita paseando por el Barrio Latino y los jardines de Luxemburgo (de los que me llevé la misma mala impresión que en el caso de Tullerias)


Además de todo esto, os quiero contar 3 cosas que me han pasado allí y que me hacen recomendaros prudencia cuando esteis allí...:

 - Cuando llegamos a la estación del autobús había varios taxistas esperando. La taxista nos dijo que nos cobraría "sobre" 25 euros por llevarnos hasta el hotel. Cuando llegamos al hotel el contador del taxi marcaba solo 15€, pero aún así ella nos hizo pagarla 25... Así que cuidado, porque me temo que inflan las tarifas.

 - El segundo día comimos en un restaurante que había cerca de los jardines de Luxemburgo que se llamaba Le Par aux Cerfs. En la puerta ponía un precio de menú a 25€, pero cuando entramos al restaurante nos dieron una carta en inglés donde el menú costaba 30€. Fui a hablar con la camarera y me dijo que es que me había dado la "carta equivocada", y me dejó otra que estaba en francés donde, efectivamente, el menú costaba 25€. Es decir, que a los turistas les dan una carta con precios superiores a los que tenían en la carta que les dan a los franceses...

 - Durante nuestra estancia en París nos abordaron varios vendedores/artistas ambulantes, y algunos de ellos pueden llegar a ser bastante groseros...

Para terminar...

♥ Lo mejor de París: la ciudad es muy bonita y tiene muchos edificios que son realmente preciosos. Como visitas, mis preferidas son la Basílica del Sagrado Corazón, el Arco del Triunfo y las vistas de la Torre Eiffel desde el Palacio de Chaillot.

♥ Lo peor de París: ¡los precios son realmente muy altos!

¡Y ahora sí me despido! La verdad es que me ha quedado una entrada bastante larga, pero he preferido ponerlo todo en una que hacer varias partes que creo que sería mucho más repetitivo para vosotros...

Ya estamos prácticamente a viernes así que... Feliz fin de semana  

19 comentarios:

  1. !!Qué bonito recorrido nos has hecho!! yo tambien estuve pero hace muchos años y me ha gustado recordarlo a través de tus fotos y relato. El Sagrado Corazón a mí también me fascinó y la Torre Eiffel de cerca es lo que dices: pierde esencia.
    Un besote.

    ResponderEliminar
  2. Que boniiiitas fotos :) a mi Paris me encantó! Aunque coincido contigo en que es carisima! Yo me alimente durante una semana de crepes, yogures y fruta... Pero merece la pena! Me alegra que disfrutaras!

    ResponderEliminar
  3. Que bonito.. debe ser una ciudad preciosa, me encantaria conocer...
    saludos!

    ResponderEliminar
  4. Me encanta París. Yo he estado dos veces pero creo que nunca me cansaría de visitarla... es mi preferida!!
    Cuando mi marido me pregunta si nos vamos de viaje mi respuesta siempre es la misma: vamos a París!! Jejeje...
    Las fotos son estupendas, enhorabuena.
    Me alegra de que lo pasaseis bien.
    Un besote

    ResponderEliminar
  5. Yo soy de las que piensa que París está sobrevalorada...no sé...
    Estuve allí de viaje de estudios, unos 3 días, porque pasamos por muchas ciudades, y aunque con esta edad se hace más el pavo que se disfruta verdaderamente de lo que ofrece la ciudad, no tengo una buena sensación de París, todo lo contrario de otras ciudades que visité como Praga, Budapest o incluso Venecia.
    Has sacado unas fotos muy bonitas!!! Me alegro de que hayas disfrutado!!

    ResponderEliminar
  6. no he estado nunca en París pero no veas las ganitas que me están entrando de ver todas las cosas chulas que tiene!!!
    bss

    ResponderEliminar
  7. OoOooOHhh!!! Envidia (no sana).Me encantaría ir, lo tengo apuntando y mi libreta de cosas por hacer pero entre unas cosas y otras siempre lo voy dejando. las fotos me parecen preciosas y el post muy completo. Lo guardo entre mis favoritos para que el día en que me anime (espero sea pronto) tenga tus consejillos a mano.
    Gracias!
    Besitos. Angela

    ResponderEliminar
  8. q bonito Paris!! he estado tres veces allí, una de ellas 15 días sola, y fijate, no tengo yo recuerdo de q fuera tan caro.

    Buen finde!!
    Besos!!

    ResponderEliminar
  9. Qué maravilla de fotos! Me alegro que te haya gustado París, es una ciudad fantástica (a pesar de lo carisimo), uno de esos sitios a los que siempre apetece volver. Y con las cosas tan buenas que has comido se me ha abierto un hambre atroz! lo has descrito todo tan al detalle que ahora el Poskitos que me he traído para el desayuno me va a parecer una caca...jajajaj
    Feliz finde.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  10. ¡Qué ganitas de ver París! Me han gustado mucho tus fotos, y me has dado un poquitín de envidieja, jejeje.
    Buen fin de semana

    ResponderEliminar
  11. Me ha encantado el post!!Es genial!!
    Un saludo

    ResponderEliminar
  12. oooo paris, que ganas de volver leyendo tu post! jeje besazos!!!

    ResponderEliminar
  13. Jo, qué post tan currado, te ha tenido que llevar mucho tiempo. Nosotros estuvimos hace años pero con ganas de volver. Me han encantado las fotos y todo, es una guía estupenda. Coincido contigo en lo mejor y en lo peor de la ciudad. Muchas gracias. Un besico.

    ResponderEliminar
  14. ala! que pedazo de viaje eh!!! seguro que lo disfrutasteis muchísimo!

    Un beso

    ResponderEliminar
  15. Estoy deseando ir, tiene que ser maravilloso pasear por allí!!

    ResponderEliminar
  16. Hola guapa,
    que suerte haber ido, yo estoy deseando ahorrar para pasarme por París. Me ha gustado tu blog, me quedo a seguirte.

    Un besito enorme

    ResponderEliminar
  17. es carisimo cierto yo estuve hace muchos años, y me encanto, pero tengo ganas de volver

    bsos

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...