jueves, 7 de marzo de 2013

Crónica de mi primera tertulia lanera

Hace unos meses descubrí que en Santander existía una tertulia lanera. Creo que fue en noviembre o diciembre, cuando tuve una temporada de punto, es decir, que me dio por tejer. Me pareció muy interesante y pensé que algún día, cuando supiera más sobre el arte de tejer, tenía que apuntarme... Y ahí quedó la cosa hasta el miércoles de la semana pasada.

Ese día estaba yo revisando mis blogs, cuando llegué hasta el blog Tertulia Lanera Santander, donde convocaban su segunda tertulia del 2013 para el martes 5 de marzo a las 5 de la tarde. Lo vi, y me apunté. Un impulso, cosas que la pasan a una... Pensé que que podría llevar mis amigurumis (esos que estoy aprendiendo a hacer, aclaro, porque no tengo yo mucha idea del asunto aún) y ahí quedó la cosa, anotada en mi agenda.

Pero claro, el martes llegó. Y os confieso que ese día ya no me pareció tan buena idea... Mientras iba conduciendo a la pastelería de Pavlova, donde estaba prevista la tertulia, pensaba para mis adentros "Vamos a ver, ¿por qué me meto en estos berenjenales? ¡Con lo tranquilita que estaba yo! Si es que además, cuando me vean y se den cuenta de que yo de punto poco y de ganchillo menos, van a pensar que a donde voy... Qué vergüenza. Me va a dar muchísima vergüenza cuando se den cuenta de que lo único que he hecho en mi vida han sido un par de bufandas a punto espiga (y ni siquiera estoy segura de que se llame así ese dichoso punto) y tres esmirriados amigurumis..."

Pero oigan, que una es muy echada para adelante y en ningún momento me di la vuelta ni se me pasó por la cabeza, ¿eh? Así que aparqué y llamé al timbre. Todas hemos sido alguna vez novatas, ¿no?

Cuando llegué allí estaban ellas, de pie, charlando y rodeadas de cosas bonitas. La pastelería de Pavlova me dejó con la boca abierta.... Y como se dice por aquí, ¡para muestra un botón!













Me sentí muy bien allí. Al principio callada, claro, que una los primeros minutos es algo tímida. Además cuando hablan de lana y de tejer, mejor escucho a ver si aprendo algo. Pronto nos sentamos en una mesa, sacamos nuestras respectivas labores (la mía la empecé allí mismo) y me quedé realmente maravillada de las preciosidades que estaban haciendo.

(Foto vista en el blog Tertulia Lanera Santander)

Fue muy agradable, la verdad, poder ver a otras personas con inquietudes craft con las que poder hablar... Pasamos un buen rato tejiendo y después Pavlova nos deleitó con una merienda realmente deliciosa, con cupcakes de chocolate, bizcocho y para beber yo probé un té de jazmín que me encantó.


No sé si me gustó más el té o las tacitas donde le tomamos... ¿No son absolutamente preciosas?


Y por supuesto... ¿Cómo no hablaros de los cupcakes y el bizcocho? El cupcake era sencillamente indescriptible, el chocolate es una de mis pasiones, y fue una delicia ir comiendo poquito a poco todo el cupcake.

Y el bizcocho estaba muy bueno. Tenía un toque de algo, no recuerdo que era, y estaba muy esponjoso. ¡No quedaron ni las migas! Muchas gracias Pavlova por la merienda.


Además descubrí que alguna más hacía scrapbooking como yo... ¡Me encanta encontrar aficiones comunes!

Así que no puedo dejar de dar las gracias a Marta (Mis obsesiones de hoy), el alma matter de la tertulia, por invitarnos a todos a participar, y por supuesto a ella y a las chicas (Begoña, Marta, Mónica, Yolanda, Pilar, Olga y la pequeña María) que me hicieron pasar una buena tarde al más puro estilo de el club de los viernes en mejor compañía que espero poder repetir.

Podéis ver la crónica oficial de la tertulia haciendo click aquí.

Ahora sí, me despido por hoy. Espero que me perdonéis el post tan largo... Quería contaros con detalle como fue esta primera experiencia.

Feliz viernes... Y feliz fin de semana 

**POSDATA: El diseño del blog sigue sin estar listo... Así que si veis cosas raras, ¡es por eso! Espero poder terminarle entre esta y la próxima semana....

12 comentarios:

  1. Que suerte, me alegro de que pasaras un buen ratito! Y vaya dulceees :)

    ResponderEliminar
  2. Me alegro de que lo disfrutaras. Esperamos verte más veces!

    ResponderEliminar
  3. Yo como tu llevo poco tiempo y tuve las mismas sensaciones, nervios .. ilusion ..etc.....

    ResponderEliminar
  4. vaya pastelería la de Pavlova, que preciosidad! Me alegro de que lo pasaras bien, en la vida hay que arriesgarse que siempre da buenos resultados,
    Feliz finde.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Madre mía, cuantas cosas bonitas juntas. Solo de verlo me están entrando unas ganas locas de comer chocolate, aunque seguro que no está tan delicioso como esos postres.

    ResponderEliminar
  6. Me alegro que le echaras cojones y te lanzaras a ir. Seguro que de no haber ido te hubieras arrepentido... Además, ya sabes hacer mas que yo! jajaja.
    Este año me he propuesto aprender a hacer punto, al menos un cuello o una bufanda, que es todo recto y "p´alante" jajaja.
    Unas fotos preciosas. Menuda merendola, así sa gusto hacer ganchillo, punto y lo que sea...

    Besitos

    -Isabel-
    http://ellassoloquierendivertirse.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  7. Que bonito que personas que no se conocen se puedan reunir para disfrutar de una afición común...Me encanta!!Feliz fin de semana

    ResponderEliminar
  8. Un placer compartir aficiones, espero que nos podamos ver en más ocasiones, con esto o con lo otro ;)

    ResponderEliminar
  9. Me han dejado muerta las tazas!!! que preciosidad!!!

    ResponderEliminar
  10. Vaya envidia (sana) que me das. Esa pastelería es preciosa!!!! Es como de un cuento, yo tambien hago ganchillo, el punto aún no lo controlo pero todo es ponerse. Si santander no me pillara tan lejos iría a la próxima tertulia.
    Bss y por cierto la cabecera de tu blog es muy bonita.

    ResponderEliminar
  11. Me ha encantado tu crónica!! Daban ganas de estar allí...

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...